10 claves sobre las vaginitis

Recientemente hemos leído en una formación online algunos conceptos que no nos parecen totalmente correctos sobre las vaginitis en general y sobre la vaginitis candidiásica en particular. Por este motivo hemos pensado que quizá era una buena idea hacer una entrada sobre esta patología tan prevalente y que la mayor parte de las veces es manejada en atención primaria.

1. La vaginitis es una inflamación de la vulva y la vagina debido a cambios en la composición de la microbiota vaginal causada por infecciones, irritantes o alteraciones hormonales [1][2].

2. Se trata de una patología bastante prevalente y un motivo de consulta habitual en las consultas de atención primaria. Pese a que no se tienen datos precisos se estima que aproximadamente el 50% de las mujeres tienen un episodio de vaginitis a lo largo de su vida [3].

3. Aproximadamente el 70-90% de las vaginitis están causadas o por una vaginosis bacteriana (VB), una vaginitis candidiásica (VC) o una vaginitis por tricomonas. Aunque se sabe que la VB y la VC son las más frecuentes, las diferentes series dan datos contradictorios respecto a cuál de ellas es más prevalente [4][5][6].

4. Ningún síntoma ni ningún signo clínico tiene suficiente valor predictivo para diferenciar entre las tres causas más frecuentes de vaginitis por lo que se aconseja siempre el diagnóstico etiológico antes de iniciar cualquier tratamiento y SIEMPRE cuando hay fallo del tratamiento inicial [5]. Los azoles son bastante irritantes y si se usan inadecuadamente pueden ser causa de vaginitis irritativas.

5. Se sabe que la mayoría de las mujeres han utilizado algún tratamiento antes de consultar por lo que es importante preguntar con detalle sobre este aspecto.

6. La vaginitis candidiásica NO es una ETS (se da en mujeres que no tiene relaciones, no precisa despistaje de otras…)[7]

7. La vaginitis candidiásica SÍ se puede transmitir con las relaciones sexuales o éstas pueden ser un factor favorecedor. Como la Diabetes Mellitus o los antibióticos de amplio espectro. El semen eleva el PH de la vagina y las candidas crecen más fácilmente [8].

8. Para el diagnóstico de vaginitis de repetición (más de 4 episodios al año) es imprescindible que exista una confirmación microbiológica con cultivo hasta especie de cada uno de los episodios. Las candidas albicans son muy sensibles a los azoles y hay que descartar otras especies cuando hay fallo de tratamiento con los fármacos habituales [3].

9. A los varones de mujeres con vaginitis candidiásica hay que tratarles SOLO si tienen síntomas de balanitis ellos, independientemente de que ellas tengan episodios de repetición o no [3].

10. La mayoría de las mujeres que tienen VC de repetición no tienen ningún factor favorecedor [1][3][8]

Bibliografía

[1] B. L. Hainer and M. V. Gibson, “Vaginitis: Diagnosis and treatment,” Am. Fam. Physician, vol. 83, no. 7, pp. 807–815, 2011.

[2] D. Spence and C. Melville, “Vaginal discharge,” BMJ, vol. 335, no. 7630, pp. 1147–1151, Dec. 2007.

[3] P. Nyirjesy, “Management of Persistent Vaginitis,” Obstet. Gynecol., vol. 124, no. 6, pp. 1135–1146, 2014.

[4] T. O. Nwankwo, U. U. Aniebue, and U. A. Umeh, “Syndromic Diagnosis in

Evaluation of Women with Symptoms of Vaginitis,” Curr. Infect. Dis. Rep., vol. 19, no. 1, p. 3, 2017.

[5] M. R. Anderson, K. Klink, and A. Cohrssen, “CLINICIAN ’ S CORNER Evaluation of Vaginal Complaints CLINICAL SCENARIOS,” Jama, vol. 291, no. 11, pp. 1368–79, 2004.

[6] A. Narayankhedkar, A. Hodiwala, and A. Mane, “Clinicoetiological Characterization of Infectious Vaginitis amongst Women of Reproductive Age Group from Navi Mumbai, India,” J. Sex. Transm. Dis., vol. 2015, pp. 1–5, 2015.

[7] Centers for Disease Control and Prevention, Sexually transmitted diseases treatment guidelines, 2015, vol. 64, no. RR-03. 2015.

[8] B. Gonçalves, C. Ferreira, C. T. Alves, M. Henriques, J. Azeredo, and S. Silva, “Vulvovaginal candidiasis: Epidemiology, microbiology and risk factors.,” Crit. Rev. Microbiol., vol. 42, no. 6, pp. 905–27, Nov. 2016.

Combatiendo mitos sobre el Dispositivo intrauterino (DIU)

Ha llegado a nuestras manos una información que nos parece de sumo interés sobre el dispositivo intrauterino (DIU). Ésta ha sido editada en enero de este año por el Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital 12 de Octubre de Madrid.

Nos recuerda que el DIU está infrautilizado, sobre todo en nulíparas y adolescentes, a pesar de que sus contraindicaciones son escasas, sus ventajas muy interesantes y su seguridad muy elevada. Proponen de esta manera combatir los mitos existentes sobre este método que no se correlacionan con la evidencia científica disponible y de este modo nos animan a informar convenientemente, y proponerlo a las mujeres que nos soliciten planificación familiar.

Según reconoce en su documento de consenso de 2011 sobre anticoncepción a largo plazo la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) , el DIU puede ser utilizado en mujeres en cualquier edad reproductiva, incluidas adolescentes, jóvenes y nulíparas, siempre que no padezca ninguna condición de salud que lo desaconseje. Se centran en desmitificar los siguientes puntos:

  • No es cierto que el riesgo de Enfermedad Inflamatoria Pélvica sea más elevado con la inserción del DIU, éste es muy bajo, entre un 0.1-1%.
  • No hay más casos de gestación ectópica en usuarias de DIU que en aquellas de otros métodos.
  • No produce infertilidad, la tasa de embarazos en el primer año post-extracción es similar a la de la población general.
  • La mayoría de las mujeres toleran la inserción del DIU sin medidas analgésicas.
  • El riesgo de perforación uterina es muy bajo, inferior al 1%.

Por otro lado, recomendamos la lectura de este artículo publicado en el NEJM hace unos días sobre métodos anticonceptivos reversibles de larga duracción, como el DIU y el implante, que amplia toda esta información: long-acting-reversible-contraception

En conclusión, desde el Grupo de Trabajo de la Mujer de la SoMaMFyC queremos reforzar estas recomendaciones sobre el uso de anticoncepción reversible de larga duracción en Atención Primaria (AP), recordar que desde nuestras consultas tenemos un papel activo de asesoramiento en métodos anticonceptivos y salud sexual y, reivindicar la eliminación de las barreras de acceso a éstos en nuestro medio ya que redundaría en una reducción del número de embarazos no deseados en unas edades especialmente susceptibles y en un mayor grado de satisfación general de nuestras usuarias ya que evitaríamos derivaciones y esperas innecesarias.

 

A %d blogueros les gusta esto: