Hablemos de Sexo…y Endometriosis

La endometriosis  es una de las enfermedades ginecológicas más frecuentes, afecta a  un 2-15 % de las mujeres pre-menopaúsicas1 y es definida como la presencia de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina.

La endometriosis es la principal causa de lo que es llamado es el Síndrome 3D: Dismenorrea, disquecia y dispareunia2.

 

claves endometriosis

Síntomas claves que nos tienen que poner en alerta para pensar que la paciente que tenemos delante pueda tener una endometriosis, además de DISMENORREA.

 

Uno de los síntomas que creo más desconocido, o poco valorado, de esta enfermedad es la dispareunia y vamos hablar de ello y de las consecuencias que acarrea en la vida de la mujer.

Podemos definir la  dispareunia como el dolor tanto profundo (dentro del canal vaginal, al nivel de cervix o en la zona pélvica/uterina abdominal) o superficial  (dolor en la región vulvar o en el introito vaginal) durante las relaciones sexuales. Por tanto nos podemos imaginar, que si una mujer cuando tiene relaciones sexuales tiene dolor, es un problema para ella y para su  pareja, independientemente que el dolor sea profundo o superficial. Y como humanos  todo lo que duele, lo intentamos evitar…

Las mujeres con endometriosis tienen un nueve por ciento más de riesgo de dispareunia profunda  en comparación  con las mujeres sanas de su misma edad3. En dos grupos de mujeres con endometriosis recto vaginal (n= 100) y endometriosis ovárica y/o peritoneal (n=100) se compararon con un grupo control de mujeres sanas (n=100), el 67 y 53% respectivamente  presentaban dispareunia profunda respecto a un 26% del grupo control4.

Si revisamos los estudios sobre calidad de vida, en ellos se señala  como uno de los marcadores de  mayor impacto, la afectación en su vida sexual3. Una encuesta  transversal  internacional realizado en 10 países sobre  la calidad de vida de las mujeres con endometriosis (n=913) objetivaron que el 28% habían presentado la dispareunia como uno de los primeros síntomas de la enfermedad. Un 47% sufrieron  sexo doloroso durante su vida. De ellas,  el 61% contaron dolor a menudo o siempre, y un 54%  interrumpían o evitaban el coito debido a su dolor. Además aquellas mujeres con dispareunia  al igual que aquellas con dolor pélvico crónica presentaban puntuaciones más bajas los test utilizados para medir la calidad de vida5.

 

endometriosis

Marzo, mes de mundial de la Endometriosis

 

Como vemos las mujeres afectadas con endometriosis, no solo tienen que luchar contra los síntomas de la enfermedad si no que  la afectación en su vida sexual, lo que afecta a  su imagen corporal, trae alteraciones psicológicas y problemas de pareja.

Mientras que la dismenorrea contribuye a incapacidades laborales transitorias, el sexo doloroso y por tanto la ausencia de relaciones sexuales puede llevar a alteraciones psicológicas  personales y  en la pareja  lo que contribuye a situaciones de infidelidad, separaciones y divorcios.

En dos estudios diferentes, el 50% y el 56%  de las mujeres contaron que la endometriosis había afectado sus relaciones sentimentales, causando  separaciones en el 10 y 8% de los casos respectivamente5,6.

En el tratamiento de la dispareunia debemos involucrar a la pareja desde el principio, un consejo apropiado a las  mujeres y  a su pareja sobre la naturaleza de la enfermedad y sus potenciales consecuencias en la vida sexual y reproductiva de ambos.

La vida sexual es una parte muy  íntima de la salud por lo que muchas mujeres no nos hablaran de ello en nuestras consultas pero debemos animarnos a preguntarlas  y así poder aconsejarlas en soluciones apropiadas. Entre las preguntas que las haríamos deberíamos indagar sobre la presencia de dolor cíclico, dolor con diferentes posturas sexuales, dolor en la entrada vaginal, dolor superficial o profundo o la presencia de ambos. Dolor inmediatamente después o incluso después de 24 horas de la relación sexual2.

Tenemos que considerar que no hay una solución médica inmediata, algunos tratamientos médicos y quirúrgicos no consiguen excelentes resultados, y en algunos casos el dolor sexual puede ser sustituido por pérdida de libido en algunos casos, por lo que no conseguimos mejorar su calidad de vida2.

Debemos considerar también que algunas veces la dispareunia es una consecuencia de tratamientos agresivos como cirugías, tales como resecciones intestinales  y resecciones importantes de partes de ligamentos uterosacros con la siguiente cicatrización del saco de Douglas que  pueden contribuir adversamente  a  dañar su vida sexual2. Se debe advertir a las mujeres de las posibles complicaciones de los tratamientos quirúrgicos en relación a la posible aparición de dispareunia.

Debemos pensar además que aunque mejoremos la dispareunia, no es suficiente, porque el dolor sigue presente y el sexo sigue doliendo….

Tenemos que tener en cuenta que las nuevas guías de tratamiento de la enfermedad incluyen que nuestras pacientes sea atendidas por Unidades Especializadas donde haya equipos multidisciplinares que traten a nuestras pacientes de forma global, sin olvidar la afectación en su vida sexual a ellas y a sus parejas.

 

Autora: Rocío Triano Sánchez, miembro del Grupo de Trabajo de Atención a la Mujer de la SoMaMFYC

Rocío Endometriosis

Fotografía de Elena Triviño

 

Os recomendamos otras entradas sobre Endometriosis en nuestro blog:

 

BIBLIOGRAFÍA:

  1. Fritzer.N, Hudelist G. Love is a pain? Qualitis of sex life after srugical resection of endometriosis: a review. Europ Journal of Obstetrics and Gynecology and Reproductive Biology 2017 209: 72-7
  2. HummeslshojL, De Graaff A, Dunselman G et al. Lets talk about sex and endometriosis. J FAm Plann Reprod Health Care 2014; 40:8-10.
  3. Ballard KD; Seaman HE, De Vries CS et al. Can symptomatology help in the diagnosis of endometriosis? Findings from a national case –control study part.1. BJOG 2008; 115:1382-1391.
  4. Vercellini P, Somaigliana E, Buggio L, et al. I cant get no satisfaction: deep dyspareunia and sexaul functioning in womwn wirh rectovaginal endometriosis. Fertil Steril 2012; 98: 1503-1511.
  5. De Graaf A, D’Hooghe TM, Dunselman GAJ et al. The significant effect if endometriosis on physical, mental and social wellbeing: results forma an international cross-sectional survey. Hum REprod 2013:11 July .
  6. Favergold B, Jenssen M, Hummeslshoj L et al. Life after a diagnosis of endeomtriosis-15 years follow up study. Acta Obstet Gynecol Scand 2009;88:914-919.

 

Actualización material curso Ginecología de nuestro Grupo de Trabajo Atención a la Mujer SoMaMFyC

Curso de Ginecología

Con este curso de ginecología pretendemos actualizar en los problemas de salud ginecológicos más frecuentemente consultados en Atención Primaria, combinando la parte teórica con casos clínicos.

El programa del curso abarca los siguientes temas: vaginitis y enfermedad pélvica inflamatoria, cáncer de cervix y virus del papiloma humano,ciclo menstrual y hemorragias, alteraciones reproductivas,sangrado postmenopaúsico,menopausia y osteoporosis.

Para tener acceso a los materiales del curso puedes consultar en nuestro Blog la sección Recursos para Profesionales “Nuestros Cursos”: https://gdtmujersomamfyc.wordpress.com/recursos-para-profesionales/nuestros-cursos/

Podrás descargarte los PDF de los siguientes temas:

2018 Vaginitis. Enfermedad Pélvica Inflamatoria

2018 Cáncer de cervix. Virus Papiloma Humano

2018 Amenorreas

2018 Hemorragias anormales en edad fértil

2018 Alteraciones reproductivas

2018 Sangrado postmenopaúsico

2018 Menopausia y Osteoporosis

 

Guía de Atención a mujeres con Endometriosis en el Sistema Sanitario Público de Andalucía 2018

En marzo se ha publicado la Guía de Atención a mujeres con Endometriosis en el Sistema Sanitario Público de Andalucía 2018. La presente edición toma como principal referencia la recientemente publicada por el National Institute for Health and Care Excellence: Endometriosis: diagnosis and management, NICE guideline NG73 Methods, evidence and recommendations, September 2017.

Presentation1

La endometriosis es una enfermedad crónica, inflamatoria y evolutiva en la mayoría de los casos debida a la implantación de tejido endometrial (glándulas y estroma) fuera del útero. Se localiza de forma predominante en la pelvis, más frecuentemente en los ovarios, el saco de Douglas, los ligamentos úterosacros, el útero, las trompas de Falopio, el sigma y el apéndice. Aunque es más raro, puede encontrarse en otras localizaciones anatómicas, como la pleura o las meninges.

Es una enfermedad estrógeno-dependiente que afecta a la mujer en edad fértil y está asociada a dolor pélvico e infertilidad.

Los síntomas pueden comenzar en la adolescencia y habitualmente remiten en la menopausia. Las manifestaciones clínicas son muy variadas, desde presentaciones asintomáticas hasta formas graves con síntomas dolorosos intensos o infertilidad asociada.

Es una enfermedad que produce altas tasas de morbilidad en términos de dolor e infertilidad. Se observa que las mujeres con endometriosis tienen peor calidad de vida, mayor pérdida de productividad laboral y mayor afectación en la realización de las tareas cotidianas que mujeres sin este problema de salud.

Se ha objetivado un retraso del diagnóstico en endometriosis de unos 6,7 años desde el inicio de los síntomas hasta que se confirma quirúrgicamente. El papel de Atención Primaria (AP) es fundamental para la sospecha y el diagnóstico precoz de esta enfermedad, y así disminuir sus complicaciones. Y es que las mujeres con endometriosis consultan el doble a sus médicos de familia que las mujeres sanas, aumentando el número de visitas el año previo al diagnóstico.

Slide1Lo dejamos permanentemente colgado en Recursos para profesionales: endometriosis

Guía de Atención a mujeres con Endometriosis en el Sistema Sanitario Público de Andalucía 2018

Slide2

Endometriosis, a propósito de un caso

El sábado 24 de marzo es el día mundial para visibilizar la endometriosis, un problema de salud aún infradiagnosticado y con un importante retraso diagnóstico que repercute muy negativamente en la calidad de vida de muchas mujeres.

La endometriosis es una enfermedad crónica, inflamatoria y evolutiva en la mayoría de los casos debida a la implantación de tejido endometrial (glándulas y estroma) fuera del útero. Se localiza de forma predominante en la pelvis, más frecuentemente en los ovarios, el saco de Douglas, los ligamentos úterosacros, el útero, las trompas de Falopio, el sigma y el apéndice. Aunque es más raro, puede encontrarse en otras localizaciones anatómicas, como la pleura o las meninges.

Es una enfermedad estrógeno-dependiente que afecta a la mujer en edad fértil y está asociada a dolor pélvico e infertilidad.

Los síntomas pueden comenzar en la adolescencia y habitualmente remiten en la menopausia. Las manifestaciones clínicas son muy variadas, desde presentaciones asintomáticas hasta formas graves con síntomas dolorosos intensos o infertilidad asociada.

Es una enfermedad que produce altas tasas de morbilidad en términos de dolor e infertilidad. Se observa que las mujeres con endometriosis tienen peor calidad de vida, mayor pérdida de productividad laboral y mayor afectación en la realización de las tareas cotidianas que mujeres sin este problema de salud.

Se ha objetivado un retraso del diagnóstico en endometriosis de unos 6,7 años desde el inicio de los síntomas hasta que se confirma quirúrgicamente. El papel de Atención Primaria (AP) es fundamental para la sospecha y el diagnóstico precoz de esta enfermedad, y así disminuir sus complicaciones. Y es que las mujeres con endometriosis consultan el doble a sus médicos de familia que las mujeres sanas, aumentando el número de visitas el año previo al diagnóstico.

Lectura recomendada

Guía de atención a las mujeres con endometriosis en el Sistema Nacional. Informes, Estudios e Investigación 2013. [Internet.] Madrid; Ministerio de Sanidad, Igualdad y Servicios Sociales. Disponible en: www.mssi.gob.es.

Completa guía en la que se revisa de forma global toda la enfermedad y la actuación desde AP y atención especializada.

Febrero_2018 imagen

Se puede consultar el artículo completo en la página web de la revista Actualización en Medicina de Familia (AMF): AMF 2018;14(2):87-92 http://amf-semfyc.com/web/article_ver.php?id=2193

Las autoras del mismo son Rocío Triano Sánchez e Irmina Saldaña Alonso, ambas miembros del GdT Atención a la Mujer SoMaMFyC.

ENDOMETRIOSIS. GRAN IMPORTANCIA PARA LA SALUD Y EL RETRASO EN SU DIAGNÓSTICO

endometriosis

 

La endometriosis es una enfermedad inflamatoria crónica y evolutiva en la mayoría de los casos, que se caracteriza por depósitos de tejido ectópico endometrial en la pelvis y fuera de ella.

Los síntomas pueden comenzar en la adolescencia y típicamente ceden en la menopausia.

La endometriosis es la causa más frecuente de dolor pélvico en mujeres en edad fértil.

Uno de los retos que como médica/o de familia se nos presenta ante la endometriosis es sospechar la enfermedad y así disminuir el retraso en el diagnóstico y tratamiento de la misma, ya que así evitaremos complicaciones en  órganos profundos  y /o afectación de la fertilidad.

 

esatdios endometriosis 2

Fuente: The American Society for Reproductive Medicine (ASRM) classification system.

 

En la literatura científica se ha descrito  resultados  de retraso diagnóstico  de unos  de 7 años, con un número medio de visitas al médico/a de familia hasta la derivación a ginecología de 6,7 consultas.

Se ha visto que las mujeres con esta enfermedad consultan más a su médica/o de familia que otras mujeres y que esa frecuencia aumenta en el año previo al diagnóstico.

 

Son distintas las causas que nos hacen que nos retrasemos en el diagnóstico:

Diversidad de síntomas y de intensidad: Uno de los síntomas más frecuentes es dolor pélvico crónico con la dismenorrea como forma más frecuente de  presentación. También nos podemos encontrar con síntomas digestivos, urinarios, lumbares y fatiga acompañante. E incluso hasta  15% de mujeres asintomáticas.

Normalización de la dismenorrea por parte de los pacientes y de profesionales sanitarios.

Utilización de tratamientos sintomáticos sin ir más allá para diagnosticar etiología del dolor pélvico.

No utilizar otras técnicas más completas más allá de la ecografía vaginal.

Escasa formación en dolor pélvico crónico.

 

Debemos recordar que factores de riesgo presenta esta enfermedad que nos ayuden a su diagnóstico precoz:

  • Menarquia temprana.
  • Ciclos menstruales regulares y cortos (< 27 días) y los periodos largos que duran 7 días o más.
  • Antecedentes familiares: madre o hermana afecta aumenta por  6  el riesgo.

 

Podemos destacar unos síntomas claves que nos tienen que poner en alerta para que pensemos que la paciente que tenemos delante pueda tener una endometriosis DISMENORREA SEVERA.

claves endometriosis

No debemos olvidarnos de nuestras pacientes adolescente que también pueden sufrir endometriosis.

 

Debemos realizar una valoración, como en todo paciente, biopsicosocial ya que el dolor crónico que sufren les produce alteraciones en su vida cotidiana como bajas laborales frecuentes, alteraciones en la esfera sexual  con consiguientes alteraciones del ánimo que pueden precisar de una atención multidisciplinar.

 

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA:

A %d blogueros les gusta esto: