Visibilizar la Violencia Sexual y Protocolo de actuación en Atención Primaria

img-20170304-wa0005

. Magnitud e Importancia:

Más de un millar de mujeres son violadas cada año en España desde al menos 2009, cuando el Ministerio del Interior comenzó a desglosar la estadística de agresiones sexuales para acomodarse al criterio de la Unión Europea. (Ejemplo: 1.513 víctimas de 2011, ó 1.127 en 2015).

Desde todos los estamentos implicados se reconoce que este problema requiere de protocolos específicos. Es necesario un tratamiento integral con especialización de los operadores e intervención coordinada de todas las instituciones, incluidas las judiciales, policiales, sanitarias, educativas y de medios de comunicación.

Es importante recordar que las AGRESIONES SEXUALES no se incluyen como forma de violencia de género en la Ley Integral, aunque según Naciones Unidas es otra manifestación del mismo machismo, porque eso ha impedido que sus víctimas tengan los mismos recursos de denuncia y recuperación pero sobre todo, que tengan la misma visibilidad en términos de campañas, educación y sensibilización.

Con la Violencia sexual puede ser que no haya tantas muertes físicas, pero no hay que olvidar que hay que recuperar a una mujer que se enfrenta a la muerte de una parte de su personalidad, de su yo más íntimo. Es difícil valorar todos los recursos que su recuperación va a precisar.

 

.Tipos de Violencia Sexual:

En primer lugar no es lo mismo AGRESIÓN SEXUAL que ABUSO SEXUAL y el tratamiento es diferente. Las 2 entran en lo que la OMS considera VIOLENCIA SEXUAL.

Agresión Sexual

Es un delito, que puede manifestarse de múltiples formas, consiste en atentar, con violencia e intimidación, contra la libertad sexual de una persona. Por ejemplo: violación.

Abuso Sexual

A diferencia del delito de agresión sexual, en el delito de abusos sexuales no interviene la violencia ni la intimidación. Consiste en realizar actos que atentan contra la libertad sexual de la víctima sin que ésta preste su consentimiento. Por ejemplo: tocamientos.

 

. ¿Por qué nuestro interés?:

Desde el Grupo de trabajo de Atención a la Mujer de la Somamfyc, recogimos por nuestras experiencias profesionales el desconocimiento y las diferentes formas de actuar en estos casos, no siempre de forma adecuada, así como la inseguridad que se nos genera, cuando se nos presentan en la Consulta de Atención Primaria.

Decidimos hablar con Trabajo Social y ponernos en contacto con la UFAM (Unidad de Familia y Mujer). Nos pareció importante dar a conocer el PROTOCOLO DE ACTUACIÓN COORDINADA DE LOS ORGANISMOS COMPETENTES EN MATERIA DE AGRESIONES SEXUALES.

Cómo Médic@s de Familia somos parte importante en la actuación coordinada con las víctimas para lograr una buena atención personal y sanitaria de las mismas. El correcto trabajo de todos permitirá la obtención del mayor número de pruebas y permitirá la identificación, detención y procesamiento de los autores de estos delitos; un escrupuloso seguimiento de la “cadena de custodia” y una mejora en la investigación.

 

. Actuación como Médic@s de Familia en la Comunidad de Madrid:

  • 1) Motivo de URGENCIA, Las Agresiones y Delitos sexuales a mujeres y hombres, se atienden y denuncian en la Unidad de Delitos sexuales de la UFAM tanto si son menores como si no.

En Madrid: Avda Doctor Federico Rubio y Gali 55, tfno: 913223400, tiene diferentes oficinas en Madrid y en Provincias. ( https://www.policia.es/org_central/judicial/ufam/ufam.html )

. La víctima debe ser, si ha venido al Centro de Salud y su estado lo permite, derivada a la UFAM, donde se centraliza la DENUNCIA que es necesaria.

Están de servicio 24 horas, y tras ser atendida por expertos y formalizar la denuncia:

– en Madrid se las acompañará al Hospital de La Paz,

– en el resto de la Provincia de Madrid al Hospital de referencia.

La mujer será acompañada y allí será reconocida en el Servicio de Ginecología y por el Forense. (En ocasiones éste está en la UFAM)

En la UFAM se dará aviso al Juzgado de Guardia de Diligencias para que lo notifique  al Forense de Guardia quién se ocupará de que las víctimas sean atendidas según se recoge en protocolo (ver ANEXO I).

. La víctima se ingresará, o dará de alta con la medicación correspondiente para prevención de ITS y/o embarazo. Volviendo a nuestra consulta con las indicaciones debidas.

Esto es nuevo. Antes eran las OFICINAS DE ASISTENCIA A VICTIMAS DE DELITOS VIOLENTOS pero se han quedado para apoyo no en el caso puntual de la agresión.

 

  • 2) Tratamiento y Seguimiento de las Agresiones

. Si son adultas: podemos además de consultar a la Trabajadora Social,   derivar a:

CIMASCAM: (Centro de Atención Integral a mujeres víctimas de Agresiones Sexuales de la Comunidad de Madrid) C/Doctor Santero 12, tfno: 915340922.

CAVAS: (Centro Asistencia a mujeres con Violaciones y Agresiones Sexuales) C/Alcalá, 124, tfno: 915740110/915743264

Tanto a uno como a otro van voluntariamente y se ofrece apoyo psicológico, asesoría jurídica y de otro tipo.

. Si son menores y ahora hasta 17 años: a través de CIASI (Centro Integral de Atención a la Salud Infanto-Juvenil), C/ Gran Vía 14, Madrid, tfno: 914208567/72/71.

El acceso al CIASI se puede realizar por vía institucional a través de:

– Servicios Sociales.

– Servicios de Salud.

– Servicios Policiales.

– Organismos de la Administración de Justicia.

– Centros Educativos.

Estas instituciones cumplimentarán el Documento de Derivación que el Instituto Madrileño de la Familia y el Menor (IMFM) pone a su disposición y lo remitirán, en todos los casos, por correo postal o Fax al IMFM, además de al CIASI u organismo correspondiente.

Desde AP, la Trabajadora Social o Pediatría cumplimentarán dicho Documento de Derivación, incluyendo la firma de madre, padre o tutores. Dicho informe será remitido a la Comisión de Tutela del Menor para su derivación al CIASI.

Desde AP, Trabajo Social o Pediatría cumplimentarán dicho Documento para informar a la Comisión de Tutela del Menor, pues se deriva a través de ésta, con la firma de la madre, padre o tutores, y en caso necesario van tutelados.

 

  • 3) Abuso sexual: Es un tema más delicado porque en muchas ocasiones no se puede demostrar, puede o no ser judicial, siempre apoyo desde AP con ayuda de Trabajo Social.

Para terminar, incluimos más abajo las imágenes de los Anexos I y II y, los siguientes enlaces permanentemente accesibles en recursos para profesionales: Ficha Atención a la violencia sexual en Atención Primaria, Anexo I Normas de actuación ante Agresiones Sexuales en el municipio de Madrid elaborado por los Organismos competentes en agresiones sexuales y, el Anexo II Algoritmo de actuación ante Violencia Sexual en Atención Primaria elaborado por nuestro grupo de trabajo.

 

ANEXO I

NORMAS DE ACTUACION ANTE AGRESIONES SEXUALES EN EL

MUNICIPIO DE MADRID

Ante una agresión sexual se actuará de la siguiente forma:

•        La víctima será trasladada a la UFAM (Unidad de Familia y Mujer) donde se centralizan las denuncias.

•        Tras formalizar la denuncia escrita, u ocasionalmente verbal, se la conducirá al Hospital La Paz para ser reconocida por un ginecólogo de guardia y el médico Forense.

•        Se dará aviso al juzgado de guardia de Diligencias para que lo notifique al Forense de guardia, quién se ocupará de que las víctimas:

  • Sean observadas de sus lesiones y se refleje además su estado emocional.
  • Se les solicite, en su caso, extracción de sangre y orina a fin de
  • determinar la existencia de sustancias que alteren su conducta o voluntad.
  • Se les tome muestras vaginales, anales y/o bucales EN SECO y/o LAVADO para su estudio genético y determinación de posibles restos biológicos del agresor, y para su estudio toxicológico en penetraciones con preservativo u otros objetos.
  • Se valore la resistencia a la agresión y se considere la importancia de recoger restos hallados entre las uñas mediante el recorte de las mismas.

•        El Forense entregará al indicativo policial, en el momento del reconocimiento, las muestras recogidas para que, preservando la cadena de custodia, sean enviadas a los LABORATORIOS DE LA POLICIA CIENTIFICA DE LA DGP y GC, ABSTENIENDOSE de remitirlas al INSTITUTO NACIONAL DE TOXICOLOGIA.

•        Ante un sospechoso detenido, UFAM lo comunicará al Forense de guardia por si se estima pertinente su reconocimiento en los calabozos de la Comisaría de Tetuán, con el fin de detectar posibles lesiones ocasionadas por la víctima, o restos de la misma en cuerpo o uñas.

 

ANEXO II ALGORITMO DE ACTUACIÓN ANTE VIOLENCIA SEXUAL EN ATENCION PRIMARIA

whatsapp-image-2017-03-05-at-13-50-03

 

 

Autoras: Alicia Díaz Revilla e Irmina Saldaña Alonso

BIBLIOGRAFÍA:

http://www.europapress.es/epsocial/noticia-mas-millar-mujeres-son-violadas-hombres-espana-cada-ano-20160711181428.html

-PROTOCOLO DE ACTUACIÓN COORDINADA DE LOS ORGANISMOS COMPETENTES EN MATERIA DE AGRESIONES SEXUALES

Agradecimientos: – A Ray, Policía Nacional que nos guió por las  instalaciones de la UFAM y nos presentó a Isabel, Subinspectora en la Jefatura Superior de Policía de Madrid. – A Adri G. Manini que desinteresadamente nos ha donado sus fotografías.

10 claves sobre las vaginitis

Recientemente hemos leído en una formación online algunos conceptos que no nos parecen totalmente correctos sobre las vaginitis en general y sobre la vaginitis candidiásica en particular. Por este motivo hemos pensado que quizá era una buena idea hacer una entrada sobre esta patología tan prevalente y que la mayor parte de las veces es manejada en atención primaria.

1. La vaginitis es una inflamación de la vulva y la vagina debido a cambios en la composición de la microbiota vaginal causada por infecciones, irritantes o alteraciones hormonales [1][2].

2. Se trata de una patología bastante prevalente y un motivo de consulta habitual en las consultas de atención primaria. Pese a que no se tienen datos precisos se estima que aproximadamente el 50% de las mujeres tienen un episodio de vaginitis a lo largo de su vida [3].

3. Aproximadamente el 70-90% de las vaginitis están causadas o por una vaginosis bacteriana (VB), una vaginitis candidiásica (VC) o una vaginitis por tricomonas. Aunque se sabe que la VB y la VC son las más frecuentes, las diferentes series dan datos contradictorios respecto a cuál de ellas es más prevalente [4][5][6].

4. Ningún síntoma ni ningún signo clínico tiene suficiente valor predictivo para diferenciar entre las tres causas más frecuentes de vaginitis por lo que se aconseja siempre el diagnóstico etiológico antes de iniciar cualquier tratamiento y SIEMPRE cuando hay fallo del tratamiento inicial [5]. Los azoles son bastante irritantes y si se usan inadecuadamente pueden ser causa de vaginitis irritativas.

5. Se sabe que la mayoría de las mujeres han utilizado algún tratamiento antes de consultar por lo que es importante preguntar con detalle sobre este aspecto.

6. La vaginitis candidiásica NO es una ETS (se da en mujeres que no tiene relaciones, no precisa despistaje de otras…)[7]

7. La vaginitis candidiásica SÍ se puede transmitir con las relaciones sexuales o éstas pueden ser un factor favorecedor. Como la Diabetes Mellitus o los antibióticos de amplio espectro. El semen eleva el PH de la vagina y las candidas crecen más fácilmente [8].

8. Para el diagnóstico de vaginitis de repetición (más de 4 episodios al año) es imprescindible que exista una confirmación microbiológica con cultivo hasta especie de cada uno de los episodios. Las candidas albicans son muy sensibles a los azoles y hay que descartar otras especies cuando hay fallo de tratamiento con los fármacos habituales [3].

9. A los varones de mujeres con vaginitis candidiásica hay que tratarles SOLO si tienen síntomas de balanitis ellos, independientemente de que ellas tengan episodios de repetición o no [3].

10. La mayoría de las mujeres que tienen VC de repetición no tienen ningún factor favorecedor [1][3][8]

Bibliografía

[1] B. L. Hainer and M. V. Gibson, “Vaginitis: Diagnosis and treatment,” Am. Fam. Physician, vol. 83, no. 7, pp. 807–815, 2011.

[2] D. Spence and C. Melville, “Vaginal discharge,” BMJ, vol. 335, no. 7630, pp. 1147–1151, Dec. 2007.

[3] P. Nyirjesy, “Management of Persistent Vaginitis,” Obstet. Gynecol., vol. 124, no. 6, pp. 1135–1146, 2014.

[4] T. O. Nwankwo, U. U. Aniebue, and U. A. Umeh, “Syndromic Diagnosis in

Evaluation of Women with Symptoms of Vaginitis,” Curr. Infect. Dis. Rep., vol. 19, no. 1, p. 3, 2017.

[5] M. R. Anderson, K. Klink, and A. Cohrssen, “CLINICIAN ’ S CORNER Evaluation of Vaginal Complaints CLINICAL SCENARIOS,” Jama, vol. 291, no. 11, pp. 1368–79, 2004.

[6] A. Narayankhedkar, A. Hodiwala, and A. Mane, “Clinicoetiological Characterization of Infectious Vaginitis amongst Women of Reproductive Age Group from Navi Mumbai, India,” J. Sex. Transm. Dis., vol. 2015, pp. 1–5, 2015.

[7] Centers for Disease Control and Prevention, Sexually transmitted diseases treatment guidelines, 2015, vol. 64, no. RR-03. 2015.

[8] B. Gonçalves, C. Ferreira, C. T. Alves, M. Henriques, J. Azeredo, and S. Silva, “Vulvovaginal candidiasis: Epidemiology, microbiology and risk factors.,” Crit. Rev. Microbiol., vol. 42, no. 6, pp. 905–27, Nov. 2016.

Combatiendo mitos sobre el Dispositivo intrauterino (DIU)

Ha llegado a nuestras manos una información que nos parece de sumo interés sobre el dispositivo intrauterino (DIU). Ésta ha sido editada en enero de este año por el Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital 12 de Octubre de Madrid.

Nos recuerda que el DIU está infrautilizado, sobre todo en nulíparas y adolescentes, a pesar de que sus contraindicaciones son escasas, sus ventajas muy interesantes y su seguridad muy elevada. Proponen de esta manera combatir los mitos existentes sobre este método que no se correlacionan con la evidencia científica disponible y de este modo nos animan a informar convenientemente, y proponerlo a las mujeres que nos soliciten planificación familiar.

Según reconoce en su documento de consenso de 2011 sobre anticoncepción a largo plazo la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) , el DIU puede ser utilizado en mujeres en cualquier edad reproductiva, incluidas adolescentes, jóvenes y nulíparas, siempre que no padezca ninguna condición de salud que lo desaconseje. Se centran en desmitificar los siguientes puntos:

  • No es cierto que el riesgo de Enfermedad Inflamatoria Pélvica sea más elevado con la inserción del DIU, éste es muy bajo, entre un 0.1-1%.
  • No hay más casos de gestación ectópica en usuarias de DIU que en aquellas de otros métodos.
  • No produce infertilidad, la tasa de embarazos en el primer año post-extracción es similar a la de la población general.
  • La mayoría de las mujeres toleran la inserción del DIU sin medidas analgésicas.
  • El riesgo de perforación uterina es muy bajo, inferior al 1%.

Por otro lado, recomendamos la lectura de este artículo publicado en el NEJM hace unos días sobre métodos anticonceptivos reversibles de larga duracción, como el DIU y el implante, que amplia toda esta información: long-acting-reversible-contraception

En conclusión, desde el Grupo de Trabajo de la Mujer de la SoMaMFyC queremos reforzar estas recomendaciones sobre el uso de anticoncepción reversible de larga duracción en Atención Primaria (AP), recordar que desde nuestras consultas tenemos un papel activo de asesoramiento en métodos anticonceptivos y salud sexual y, reivindicar la eliminación de las barreras de acceso a éstos en nuestro medio ya que redundaría en una reducción del número de embarazos no deseados en unas edades especialmente susceptibles y en un mayor grado de satisfación general de nuestras usuarias ya que evitaríamos derivaciones y esperas innecesarias.

 

Hemos leído ‘Póntelo, Pónselo’: anticonceptivos y desigualdad

En este artículo Amparo González Ferrer muestra gráficas y reflexiones sobre  los métodos contraceptivos y su diferente uso en función del estatus socio-económico de las personas. Se basa en dos publicaciones “The perplexing links between contraceptive sterilization and (dis)advantage in ten low-fertility countries” y “The reproductive context of cohabitation in comparative perspective: Contraceptive use in the United States, Spain, and France”, cuyas referencias incluyo en la bibliografía.

Según la OMS más de un tercio de las mujeres utilizan como método anticonceptivo la esterilización (suya o de sus parejas). Es decir, que es el método más utilizado mundialmente. Es muy interesante analizar la variabilidad de utilización de éste en diferentes países y, la relación entre el uso de distintos métodos anticonceptivos y los variados determinantes de salud.

¿QUÉ MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS SE UTILIZAN EN LOS PAÍSES DE BAJA FECUNDIDAD COMO ESPAÑA Y OTROS 10 PAÍSES? Gráfica 1

El uso de métodos anticonceptivos seguros en general es lo más frecuente.

En algunos países, predomina el uso de métodos reversibles muy seguros como la píldora y el DIU, entre el 70 y 80% en Francia, Bélgica o Alemania. En el otro extremo encontramos que el 50% en EEUU y el 40% en  Australia prefieren métodos de esterilización de ellas o de sus parejas, siendo los métodos reversibles elegidos solamente por un tercio de su población.  En el resto de países la esterilización es utilizada en menos del 20% de los casos, y en la mayor parte de los casos por debajo del 10%.

Gráfico 1. Método anticonceptivo utilizado por la población femenina de 20 a 44 años que convive en pareja heterosexual (casada o no) y usa algún método, 2005-2010 (según país).

metodo-anticonceptivo-por-pais

Fuentes: Para EEUU la National Survey of Family Growth (2006-10) y para el resto de países la Gender and Generations Survey (2004-2010), salvo para España que se basa en los datos de la Encuesta de Fecundidad y Valores (2006). Artículo ‘Póntelo, Pónselo’ de Amparo González Ferrer.

¿Y RESPECTO A LA ESTERILIZACIÓN? Gráfica 2

Podemos observar que solo en 2 países, Australia y España, la esterilización femenina representa menos de la mitad del total de éstas. En Austria y Bélgica representa casi el 50%. En EEUU es cercano al 70%, superando en el resto de países este porcentaje.

Gráfico 2. Incidencia de la esterilización como método anticonceptivo sobre el total de los que usan algún método, e incidencia de la esterilización femenina sobre el total de esterilizaciones en la población femenina de 20 a 44 años que convive en pareja heterosexual (casada o no), 2005-2010 (según país)

esterilizacion-frente-a-otros-metodos-anticonceptivos

Fuentes: Para EEUU la National Survey of Family Growth (2006-10) y para el resto de países la Gender and Generations Survey (2004-2010), salvo para España que se basa en los datos de la Encuesta de Fecundidad y Valores (2006). Nota: En el caso español las mujeres que no conviven con su pareja también están incluidas. Artículo ‘Póntelo, Pónselo’ de Amparo González Ferrer.

¿QUÉ FACTORES INFLUYEN EN LA ELECCIÓN DEL MÉTODO ANTICONCEPTIVO?

Múltiples factores influyen en la elección de métodos anticonceptivos.

Es fundamental tener en cuenta que la diversidad en las preferencias reproductivas de las mujeres y sus parejas es solo uno de los elementos.  Juegan un papel fundamental múltiples determinantes de salud como la edad, la clase social, el nivel educativo, nivel socio-económico, situación laboral, etnia, cultura de origen y los determinantes de género. Todos estos elementos interaccionan en la accesibilidad y aceptación social de los diferentes métodos anticonceptivos.

¿CÓMO INFLUYE EL NIVEL EDUCATIVO EN LA ELECCIÓN DEL MÉTODO EN ESPAÑA?

Destaca el nivel educativo como uno de los factores más importantes para analizar esta variabilidad en la incidencia de la esterilización entre países.

En el artículo se pueden consultar con detalle una gráfica que relaciona el uso de cada método anticonceptivo con el nivel educativo en nuestro país. En España, la esterilización es utilizada en menos del 20% de los casos, en más de la mitad de los casos es realizada por el hombre. Aquí la esterilización femenina está asociada a un menor nivel de estudios de la mujer. En cambio, la esterilización masculina no está claramente asociada ni a mujeres con nivel educativo más bajo ni superior. El uso de métodos muy efectivos reversibles como la píldora o el DIU no refleja diferencias significativas por nivel de estudios. En cambio, el preservativo es más utilizado por mujeres con mayor nivel estudios, aunque este resultado puede reflejar la edad media más joven de sus usuarias.

¿LOS JÓVENES DE LA COMUNIDAD DE MADRID TIENEN FORMACIÓN SOBRE MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS?

Podemos relacionar estos datos con los del “Informe Estado de Salud de la Población de la Comunidad de Madrid 2014”, el último disponible.  Uno de los indicadores que analiza es la Sexualidad Responsable en jóvenes entre 15 y 16 años, observándose una preocupante disminución del uso de métodos anticonceptivos eficaces desde 2006. Si analizamos los datos de la (in)formación recibida por éstos en el ámbito educativo, se constata en déficit muy importante en ésta. No llega al 40% la proporcionada sobre métodos anticonceptivos ni sobre infecciones de transmisión sexual y, no alcanza el 60% la misma sobre VIH-SIDA.

Tendremos que analizar y seguir profundizando en los resultados que aporta este artículo y los informes disponibles para poder realizar y reivindicar una correcta planificación familiar  y una educación afectivo-sexual  que asegure un disfrute de la sexualidad sin riesgos y el avance en la igualdad de mujeres y hombres en este terreno.

Bibliografía:

 

Planificación familiar: un Manual Mundial para proveedores

Este manual llamado “Planificación familiar, un Manual Mundial para proveedores” fue publicado en 2011. Aborda todos los métodos de planificación familiar, salud reproductiva y otros temas relacionados. A través de un proceso organizado de colaboración, expertos de todo el mundo llegaron a un consenso en torno a la orientación práctica que refleja la mejor evidencia científica disponible. La Organización Mundial de la Salud (OMS) fue quien hizo el llamamiento para este proceso. Muchas organizaciones profesionales y de asistencia técnica importantes dieron su aval y adoptaron estas orientaciones, que siguen de vigente actualidad.
Este libro sirve de fuente de consulta rápida para profesionales de la salud y es muy completo.

Puedes acceder a la publicación desde el enlace: http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/44074/1/9780978856304_spa.pdf?ua=1. También lo dejamos permanentemente colgado en la sección de nuestro blog “Recursos para profesionales: Anticoncepción”: https://gdtmujersomamfyc.wordpress.com/recursos-para-profesionales/anticoncepcion/

¿Damos la cara contra la Violencia de Género desde Atención Primaria?

noalavgmlalanda

Hoy es el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La violencia de género siempre deja huella en la salud de las mujeres que puede manifestarse de diferentes formas. Algunas más visibles como las agresiones físicas, violaciones o muertes, son sólo la punta del iceberg. Y otras menos evidentes como son los problemas de salud mental, de la esfera sexual y reproductiva, sintomatología inespecífica como cefalea, cansancio, dolores mal definidos con mala respuesta al tratamiento habitual…Va instaurándose de forma progresiva un aislamiento social, afectivo y un empobrecimiento de la vida de éstas y de la salud de sus hij@s.

El presupuesto estatal para la prevención de la violencia machista se ha recortado un 26% desde 2010. En 2015, la Comunidad de Madrid solo ejecutó el 74% de su presupuesto contra la violencia de género. Hace unas semanas 13 organizaciones sociales publicaban un interesantísimo informe “Deficiencias e inequidad en los servicios de salud sexual y reproductiva en España” que confirma cómo las relaciones desiguales de género afectan a la salud física, mental, emocional y social de las mujeres. Revela cómo la salud de las mujeres está más afectada por los recortes en sanidad en España y cómo esto ha repercutido negativamente en la lucha contra la violencia de género. La investigación de las últimas décadas revela que cada vez con mayor frecuencia existen conductas de control, de maltrato e incluso de violencia en los noviazgos entre adolescentes y jóvenes. Desde el grupo de trabajo de la Mujer de la Somamfyc reivindicamos que las administraciones potencien y mejoren los recursos para prevenir, abordar y realizar un seguimiento adecuado de la violencia de género.

Es muy importante que las mujeres hablen sobre su situación de malos tratos en la consulta. Es clave que se sientan acogidas y escuchadas porque cuando acuden por primera vez sienten miedo, culpa y desconfianza.L@s profesionales sanitarios podrán orientar el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de su problema y, ofrecerles otros recursos de apoyo si lo necesitan. Todos los días del año es clave el papel de l@s profesionales sanitarios y desde Atención Primaria en particular, en la detección, abordaje y acompañamiento de estas mujeres. Pero los profesionales también necesitamos apoyo, formación y más de 6 minutos por paciente para poder realizar un abordaje adecuado.

Desde la Sanidad hay que atreverse a mirar y escuchar este problema de salud tan grave, tan prevalente e  incidente. Hemos avanzado mucho en los últimos años en la visibilidad y la sensibilización hacia la violencia de género, pero hay que seguir caminando y mejorando. Nuestro mensaje es claro: más apoyo y más recursos institucionales, más formación y responsabilidad de los profesionales. Perdamos el miedo a plantarle cara a la Violencia de Género también desde Atención Primaria. Ante una sospecha, a pesar de su silencio: ni oidos sordos, ni ojos ciegos. En definitiva, impliquémonos, es de justicia. Los malos tratos siempre dejan huella, pero los buenos tratos de l@s profesionales sanitarios contra la violencia de género también.

Agradecimientos especiales a la médica e ilustradora Mónica Lalanda por su gran viñeta (en Twitter: @mlalanda).

Bibliografía:

Hemos leído: Multivitamin and mineral supplements in pregnancy are unnecessary expense. BMJ 2016;354:i3821

El British Medical Journal  BMJ acaba de publicar una revisión sobre la evidencia publicada en relación con la necesidad de suplementar la dieta de las embarazadas con complejos multivitamínicos y minerales, tema controvertido y reincidente en el ámbito de la atención a la mujer.

En las conclusiones de esta revisión  se considera que el  suplemento con complejos multivitamínicos  y minerales es un gasto innecesario que no ha  demostrado mejorar los resultados sobre la mujer embarazada ni sobre el bebé. Las mujeres, en cambio, deberían centrarse en mejorar su dieta general y tomar suplementos de ácido fólico y  vitamina D, los cuales son relativamente baratos. Existe fuerte evidencia para recomendar 400 mcg de ácido fólico hasta la semana 12 y 5 g en mujeres con alto riesgo para tener hijos con defecto del tubo neural, ya sea por antecedentes personales o familiares y en mujeres diabéticas. La administración de suplemento de vitamina D no está clara y pocos ensayos mostraron una disminución del riesgo durante el embarazo o el  nacimiento. Sin embargo, en  Reino Unido  se recomienda actualmente una dosis diaria de 10 mcg durante todo el embarazo y la lactancia.

La revisión no encontró evidencia en relación con que otros tipos de suplementos tengan beneficios clínicos en las mujeres embarazadas bien nutridas. Además, hay que tener en cuenta que  los estudios en los que se basa la industria para comercializar estos productos están realizados en países de renta  baja.

Resulta curioso ver cómo en la reciente  revisión del BMJ no se nombra el yodo y sí la vitamina D, haciéndonos reflexionar sobre la necesidad de  más estudios diferenciados en función del área geográfica y del estado nutricional de las mujeres.

Ya fuera de esta revisión del BMJ al que hemos dedicado la entrada, queríamos recordar, una vez más,  cuáles son las recomendaciones  en nuestro medio a día de hoy, a pesar de que desafortunadamente,  no coincida con la práctica clínica  diaria.

En la  Guía de Práctica Clínica de Atención en el Embarazo y Puerperio, editada en 2014 por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y a la que hacíamos referencia en una entrada pasada de este blog,  las recomendaciones a este respecto eran las siguientes:

  • Hierro: (recomendación débil) Se sugiere no ofrecer de forma rutinaria la suplementación con hierro en mujeres gestantes.
  • Yodo: (recomendación débil) Se sugiere la suplementación farmacológica durante la gestación con yoduro potásico a dosis de 200 μg/día en aquellas mujeres que no alcanzan las cantidades diarias recomendadas de ingesta de yodo con su dieta (3 raciones de leche y derivados lácteos + 2 g de sal yodada).
  • Ácido fólico: (recomendación fuerte) Se recomienda la suplementación diaria en dosis de 0,4 mg/día (400 μg/día) de ácido fólico durante las primeras doce semanas de gestación. En pacientes que utilizan fármacos antiepilépticos se recomienda una dosis diaria de 5 mg, independientemente del tipo de antiepiléptico que se use.
  • Complejos multivitamínicos (vitamina A, B6, D, E, C): la calidad de la evidencia es muy baja. Se sugiere no suplementar a las mujeres con complejos multivitamínicos durante la gestación. Se sugiere informar a las mujeres embarazadas que deben evitar la ingesta de suplementos de vitamina A en dosis superiores a 2.500 UI o 750 μg por su teratogenicidad.

Actualización en la Atención a la Mujer 2016 en un Plis Plas

El Grupo de Trabajo de la Mujer presentamos algunas de las últimas actualizaciones en la Atención a la Mujer en Atención Primaria,  en el Plis Plas del  XXV Congreso de la Sociedad Madrileña de Medicina de Familia (SoMaMFyC).

Los temas que se tratamos fueron:

  • La quinta edición de los Criterios médicos de elegibilidad para el uso de anticonceptivos publicada electrónicamente en agosto de 2015 por la Organización Mundial de la Salud (OMS);
  • La píldora anticonceptiva de urgencia (PAU) llamada acetato de ulipristal que desde mediados del 2015 es de libre dispensación en farmacias;
  • El método anticonceptivo de urgencia más eficaz es el DIU de cobre sin embargo esta evidencia científica a favor de este uso contrasta con la baja accesibilidad a este método en la Comunidad de Madrid;
  • La evidencia científica limitada disponible sobre el cloruro de decualinio, nuevo fármaco antiséptico y con actividad bactericida y fungicida aprobado para el tratamiento de la vaginosis bacteriana;
  • Repasamos las polémicas, informaciones y últimas recomendaciones sobre la obstrucción tubárica mediante histeroscopia y abordaje transcervical.

Puedes ver la presentación de las actualizaciones en el siguiente enlace: ppt plis plas Congreso SOMAMFYC abril 2016

¿QUIÉN Y CÓMO FIRMA EN LA REVISTA “MÉDICOS DE FAMILIA DE LA SOMAMFYC?

El artículo ¿QUIÉN Y CÓMO FIRMA EN LA REVISTA “MÉDICOS DE FAMILIA
DE LA SoMaMFyC”? tiene como objetivo describir la autoría en la revista “Médicos de Familia” de la SoMaMFyC, y cómo se identifica la categoría profesional según género.

Se analizó la forma de firmar de 621  autores. El 54,1% eran mujeres, 27,2% hombres, y
en 18,7% no se pudo identificar el sexo del autor. El 50,4% publicaron casos clínicos, y un 7,4% originales. El 65% de los hombres utilizaron la forma masculina de la categoría profesional, las mujeres autoras solo el 11,4% firmaron con la forma femenina, un 40,5% con forma masculina, y 48,1% con la forma genérica, siendo estadísticamente significativa la asociación de identificación del género en la profesión y el sexo del
autor (p<0,05).

Concluimos que aun siendo lingüísticamente posible el uso de la forma femenina para designar la categoría profesional, la mayoría de las autoras utilizaron la forma masculina o la génerica.

El lenguaje y el uso que hacemos del mismo puede ser una importante herramienta y motor para luchar contra las desigualdades de género. En el proceso de cambio hacia un lenguaje más inclusivo para las mujeres, las instituciones y las sociedades científicas
como difusoras de contenido científico deben de ser líderes y contribuir a la igualdad de género.

Por ello, emplazamos al equipo editorial de la revista, así como a los órganos de gobierno de nuestra sociedad a que adopten una perspectiva de género en la forma de identificar la autoría de quienes escriben en la revista Médicos de Familia de la SoMaMFyC, utilizando la forma femenina para visibilizar a las autoras, como por ejemplo, “médica”, y en el plural utilizar las formas genéricas como especialistas en medicina de familia, así como en otros documentos que puedan producirse desde la SoMaMFyC.

Puedes leer el artículo completo en el siguiente enlace: http://www.somamfyc.com/Portals/0/PropertyAgent/399/Files/524/Revista%20%20Vol-18%20N%C2%BA%201%20ABRIL%202016.pdf

CONFLICTOS DE INTERESES: Las autoras pertenecen al Grupo de Atención a la Mujer de la SoMaMFyC.

Polentinos Castro E.1, Azcoaga-Lorenzo A.2, González-Fernández C.3, Martínez Alsina N.4, Moreno-Gómez A.I.5.
Grupo de Trabajo Atención a la Mujer de la SoMaMFyC
(1) MFyC., Técnica de salud. Unidad Docente Multiprofesional de Atención Familiar y Comunitaria Norte, Madrid
(2) MFyC, CS Pintores, Parla, Gerencia de Atención Primaria, Madrid
(3) MFyC, CS Puerta Bonita, Gerencia de Atención Primaria, Madrid
(4) MFyC, CS Torito, Gerencia de Atención Primaria, Madrid
(5) MFyC, CS Alpes, Gerencia de Atención Primaria, Madrid

¿Cómo queremos que sean nuestras relaciones de pareja?

El Día de los Enamorados o de San Valentín que actualmente se celebra en nuestras sociedades occidentales, comenzó a festejarse a finales del siglo XIX en el mundo anglosajón y ha llegado hasta nuestros días. El día 14 de febrero se difunden mensajes sobre los beneficios del amor romántico desde los centros comerciales y de ocio, la televisión, la prensa, la radio y desde los puntos más inimaginables de nuestros ordenadores y las redes sociales. La literatura, el cine, la poesía, la música y los medios de comunicación refuerzan la idea de que la manera más privilegiada y satisfactoria de ser feliz, es la pareja. Pero no en una pareja cualquiera, sino en aquella que entiende el amor como una fusión. Aunque ha habido cambios de mentalidades en las últimas décadas, sigue teniendo mucha fuerza el ideal de “pareja heterosexual, con hijos y para toda la vida”. En nuestra sociedad persisten muchos mitos sobre el amor y la pareja. Algunos de ellos son muy conocidos como los que muestran muchas películas de dibujos animados donde las princesas se casan con los príncipes azules que han acudido a salvarlas, como transmiten algunas melodías que cantan “sin ti no soy nada”, “te quiero más que a mi vida” y “mátame de pena, pero quiéreme” o, como dictan algunos refranes como “el amor mueve montañas”, “el amor todo lo puede” o “el amor es ciego”. Éstas son algunas de las ideas que construyen la idea del amor fusión. Éste por un lado, refuerza la idea de que es necesario o imprescindible tener pareja para ser feliz. En él nos fundimos con la otra persona, dejamos de ser dos para convertirnos en uno, porque nuestra pareja es la persona que nos complementa, nuestra media naranja, nuestra alma gemela. Se corre el riesgo de concebir al otro como una propiedad, porque formamos parte el uno del otro como dice el estribillo “toda de arriba abajo, toda entera y tuya, toda aunque mi vida corra peligro”. Por otro lado, éste justifica ideas como “en el amor todo vale” o “si nos queremos, qué más da todo lo demás”. Crea la falsa idea de una relación en constante armonía y reciprocidad. Además, inspira el pensamiento de que ese amor dura para siempre y, por lo tanto hay que asumir que por amor hay que aguantar y, como dice el dicho “quien bien te quiere te hará sufrir”.
Todos estos mensajes dejan poco espacio para la reflexión sobre cómo queremos que sean nuestras relaciones personales en general, y las de pareja en particular. Provocan malestar y frustración a muchas personas que no quieren o no pueden encontrar ese tipo de amor. Y lo peor de todo es que pueden llegar a justificar relaciones de control, de abuso e incluso de malos tratos. Estas ideas favorecen que idealicemos las relaciones de pareja y la idea del romanticismo. Y es que este amor entendido como una fusión estimula que nos enamoremos del amor y de la idea de tener pareja por encima de todo, incluso de otros criterios y valores que en otros ámbitos de nuestra vida consideramos fundamentales. Se corre el riesgo de que dejen de ser importantes otros amores y otras relaciones como la familia o las amistades. Potencia el aislamiento en la relación de pareja. Dificulta que percibamos con realismo determinados hechos y los justifiquemos por amor. Como por ejemplo, que tu pareja te controle porque siente celos por cómo te vistes, con quién sales o cuánto tardas en responderle un mensaje de WhatsApp. Facilita que olvidemos que los celos no son un índice del amor que sienten por ti, sino que más bien resaltan el deseo de tener a la otra persona como posesión y, una muestra de inseguridad. También se pueden llegar a justificar cosas muy negativas por amor, para mantener la pareja por encima de todo, aunque nos haga infelices o nos haga daño. Estas fantasías fomentan el inmovilismo y el conformismo de algunas parejas que llevan años manteniendo relaciones insatisfactorias o destructivas.

 

Tenemos que apostar por una educación formal y consciente sentimental, en la que se aprenda y se reflexione sobre las emociones y las relaciones, al igual que aprendemos sobre otros materias. Es importante que podamos desarrollar una capacidad crítica sobre las concepciones del amor mencionadas para poder ser más conscientes del tipo de relaciones que queremos construir. Donde el amor sea muy importante, pero donde también haya límites. Porque aunque el amor puede ser una fuente de felicidad en nuestras vidas, no es exclusivo de la pareja y no siempre puede con todo. Donde la calidad de la relación sea más importante que el tener o no pareja. Donde aceptemos la existencia de conflictos que puedan surgir en su seno, como en cualquier relación. Asumiendo que hay que abordarlos y aprender a gestionarlos de la manera más constructiva posible pero, estableciendo los límites de lo inaceptable. Donde siga habiendo espacios para otras relaciones personales y para uno mismo. En la que tengamos la libertad de elegir con quién queremos estar independientemente de su género y su identidad sexual. En la que no haya unas normas rígidas y preconcebidas, sino que pueda ser un espacio en construcción en el que ambas partes de la pareja tengan condiciones de igualdad y libertad para elegir cómo quieren que sea esa relación. Donde cada parte de la pareja no desaparezca. Porque una pareja son tres partes: una persona, otra persona y la relación. No somos medias naranjas, somos naranjas bien enteras.

 

Irmina Saldaña Alonso
Médica de Familia y Salud Comunitaria de Atención Primaria en Madrid. Miembro del Grupo de Trabajo de la Mujer de la Somamfyc y del Colectivo Por los Buenos Tratos de la ONG acciónenred Madrid

 
Bibliografía
• El mito del amor y sus consecuencias en los vínculos de pareja. Pilar Sampedro (Página Abierta, 150, julio de 2004): http://www.pensamientocritico.org/pilsan0704.htm
• Parejas adolescentes: del amor y sus límites. Miren Izarra Pérez. María Jesús Pinto. Lidia Arroyo Prieto. Cristina Brullet. Malestares: infancia, adolescencia y familias. Barcelona: Grao, 2008 pp: 169-220: http://adolescenciayjuventud.org/referencias-bibliograficas/en/db/10/590/4468+.html/order_by/anno/order/asc
• La pareja rota: familia, crisis y superación, Luis Rojas-Marcos (2003)
• El programa Por los Buenos Tratos, puesto en marcha por la ONG acciónenred estatal: http://www.porlosbuenostratos.org/el-programa/

A %d blogueros les gusta esto: