Eficacia de las opciones de tratamiento del dolor durante el parto, revisión sistemática

Para el Grupo de Expertos sobre el Parto y Embarazo de la Cochrane el alivio del dolor de la mujer durante el parto se considera un asunto de alta prioridad. El dolor durante el trabajo de parto depende de factores tanto fisiológicos como psicosociales y varía enormemente de una mujer a otra. Pero en todas ellas, es requerido en general, el alivio del dolor. Por todo ello, han hecho una revisión sistemática en la que se han analizado los estudios más significativos disponibles en la actualidad, en los que se han utilizados distintos métodos farmacológicos y no farmacológicos para el alivio del dolor durante el parto.

De los diversos métodos han hecho tres grupos, según su eficacia para paliar el dolor:

¨LO QUE FUNCIONA¨: es decir, que existen suficientes estudios ( o evidencia científica) que confirman que alivian el dolor. Son tres y son todas intervenciones farmacológicas:

La epidural, epidural- espinal combinada (CSE) y la analgesia inhalada.

El problema de estas intervenciones son los efectos adversos de cualquiera de ellas. Por ejempo, la analgesia inhalatoria produce  vómitos,náuseas y mareos. Mientras que la analgesia epidural, hace que sean más frecuentes los partos instrumentales y que haya más cesáreas por sufrimiento fetal, aunque el número total de cesáreas no aumente, respecto a la no intervención. También produce más hipotensión, bloqueo motor de las extremidades, fiebre y retención urinaria.

¨LO QUE PUEDE FUNCIONAR¨: es decir,  existe cierta evidencia de que ciertas técnicas mejoran la gestión del dolor , con pocos efectos adversos.

En estas intervenciones existe cierta evidencia de que se alivia el dolor y mejorar la satisfacción con el alivio del dolor :
    la inmersión en agua caliente, la relajación, la acupuntura, la anestesia local, el bloqueo nervioso y los analgésicos no opiáceos,
y se relacionan también con una mejora en la experiencia del parto y el nacimiento :
   la inmersión en agua caliente, la relajación y los analgésicos no opiáceos,
en comparación con placebo
La relajación se asoció con un menor número de nacimientos instrumentales y la acupuntura se asoció con un menor número de partosinstrumentales y cesáreas
“INSUFICIENTE EVIDENCIA” es decir, que no hay pruebas suficientes para emitir juicios sobre:
la hipnosis , la inyección  agua estéril, aromaterapia,TENS, u opioides parenterales.
En comparación con otros opiáceos las mujeres que recibieron petidina experimentaron efectos adversos, incluyendo somnolencia y náuseas.
Es decir, este grupo de investigadores, ha visto que aunque existe clara evidencia del alivio del dolor con medidas farmacológicas como la epidural, no están exentas de efectos secundarios para la madre y aumentan en algunos de ellos el número de partos instrumentales. La mayoría de las medidas no farmacológicas para el alivio del dolor parecen ser seguras para la madre y para el bebé, aunque su eficacia no está clara, en parte debido a que faltan estudios de calidad para poderlos analizar correctamente.
Parece por ello importante, que la mujer que va a dar a luz reciba consejo sobre los distintos métodos de abordaje del dolor y los efectos secundarios de cada uno de ello, para que pueda decidir lo que puede ser más adecuado para ella durante el parto.

Ventajas/inconvenientes del uso de la anestesia epidural frente al parto sin anestesia

Cada vez hay más mujeres que eligen no utilizar anestesia epidural durante el parto, porque piensan que puede tener más efectos nocivos que beneficiosos. Pensamos que la mujer debe decidir libremente la forma en la que quiere dar a  luz, estando informada correctamente de los conocimientos médicos de los que disponemos en la actualidad.  El grupo de Trabajo del Embarazo de la Cochrane (grupo de investigadores que recaban información de los estudios más sólidos que se disponen) ha pubilicado una revisión en la que se comparan ambas opciones de parto, detallando los beneficios/riesgos  estadísticamente significativos que conlleva el uso de epidural frente a no utilizarla. Concluyen que la epidural es un anestésico muy eficaz para controlar el dolor durante el parto y el alumbramiento de la placenta, más incluso que otros anestésicos usados en partos. Sin embargo, han encontrado que  entre los partos con anestesia epidural existen entre otros riesgos:  mayor riesgo de que el parto vaginal acabe necesitando de ayuda instrumental, hipotensión y fiebre en la madre, mayor necesidad de administración de oxitocina durante el parto… No se han encontrado diferencias estadísticamente significativas en que sea mayor el número de partos que acaban en cesáreas ni que aumente el riesgo de sufrimiento del bebé, medido a través del test del Apgar al recién nacido. Añaden los autores finalmente, que son necesarios más estudios para recabar más datos sobre los posibles riesgos que puede tener la anestesia epidural.
Epidural versus non-epidural or no analgesia in labour. Abstract

A %d blogueros les gusta esto: