El Gdt Atención a la #Mujer de @Somamfyc os desea un #2020 lleno de #Salud #Equidad #Género #AtenciónPrimaria #SanidadPública

UVAS

El Grupo de Trabajo Atención a la Mujer de la Sociedad Madrileña de Medicina Familiar y Comunitaria (Somamfyc) brinda por un 2020 lleno de:

  1. Una Sanidad Pública y de Calidad con perspectiva de género;
  2. Una Sanidad universal que no excluya a nadie porque la salud es un derecho de toda la población;
  3. Una Atención Primaria que sea pilar con recursos y cuidados de calidad tanto para sus pacientes como sus profesionales;
  4. Una Atención Primaria que siga trabajando la educación para la salud y conectada con la comunidad;
  5. Una Educación en Salud Sexual desde todos los ámbitos posibles;
  6. Una Corresponsabilidad en el disfrute de las relaciones y en los cuidados para evitar embarazos no deseados e Infecciones de Transmisión Sexual;
  7. Un acceso a un aborto seguro y en la sanidad pública;
  8. Un aumento de la financiación sanitaria pública de los métodos anticonceptivos y un acceso sin trabas a la anticoncepción de larga duración desde Atención Primaria;
  9. Una Educación en la Diversidad de orientación sexual y de género;
  10. Una sociedad libre de todas las formas de Violencia de Género, de todas las discriminaciones y brechas de género;
  11. Una sociedad con Equidad de género y Corresponsabilidad en las tareas de Cuidados de toda la Comunidad;
  12. Una sociedad donde la capacidad para alcanzar los sueños no esté condicionada por el género, la orientación sexual, el nivel socioeconómico, el origen de nacimiento, la etnia o cualquier otra categoría construida que nos limite.

Mesa-Debate Enfoque de género: unas gafas violeta para la consulta

Mañana tendrá lugar en el 37º Congreso de semFYC de Madrid la Mesa-Debate Enfoque de género: unas gafas violeta para la consulta, donde participa el Grupo de Trabajo de la Mujer.

Las desigualdades en la salud entre mujeres y hombres no responden solo a los determinantes de tipo biológico correspondientes al sexo, sino que están altamente influidas por determinantes sociales (estilos de vida, trabajo…), donde los roles de género desempeñan un papel central. Existen diferencias en la prevalencia de algunas enfermedades, pero también en la forma de enfermar, de manifestar los síntomas, de metabolizar los fármacos, etc. Tradicionalmente, la medicina no ha tenido en cuenta esta diferencia por lo que existen frecuentes sesgos de género tanto en los estudios de investigación, como en el acceso a pruebas diagnósticas y tratamientos. Los profesionales también han sido educados en estos roles y, por lo tanto, influyen en su trabajo diario.

Por esto es fundamental que desde Atención Primaria se tengan en cuenta estas desigualdades para poder corregirlas y no contribuir a las inequidades en salud entre hombres y mujeres.

A %d blogueros les gusta esto: