GLOSARIO DE DIVERSIDAD IDENTIDAD DE GÉNERO Y DE ORIENTACIÓN AFECTIVO-SEXUAL

Junio es el mes del Orgullo que reivindica la igualdad de derechos y la lucha contra la discriminación de las personas LGTBIQ+ en todo el mundo. Como grupo de Atención a la Mujer de la Somamfyc queremos reivindicar el derecho a la libertad de cada persona a definir su identidad de género y orientación sexual, a tener acceso a las mismas oportunidades y derechos que el resto de la ciudadanía. Queremos resaltar la menor visibilidad y doble discriminación que sufren las mujeres por el hecho de ser mujeres y manifestar una identidad de género u orientación sexual diversa. A pesar de los logros y avances de las últimas décadas, persisten inequidades y discriminaciones hacia las mujeres lesbianas, bisexuales y trans. Como por ejemplo la falta de protocolos en ginecología para las mujeres que tienen sexo con mujeres, las dificultades que atraviesan las parejas de mujeres para inscribir a sus hija/os en el registro civil, la negación de tratamientos como la reproducción asistida según la comunidad autónoma, la discriminación laboral hacia las mujeres trans y etcétera. Gracias a las reivindicaciones del colectivo LGTBIQ+ cada vez la diversidad de género y afectivo sexual es más visible.

Como profesionales de Atención Primaria, tenemos la obligación de conocer esta realidad para acompañar a nuestros/as pacientes, y hacer que se sientan los más cómodos /as posibles en nuestra consulta.

Con motivo el mes del Orgullo, queremos publicar este glosario con en el que intentamos explicar las identidades de género y afectivo -sexuales.Con esto queremos aclarar las dudas que a veces surgen con los diferentes términos. Estos términos no son estáticos y cada persona, con sus complejidades, puede sentirse identificada o no, con las categorías explicadas. En relación a la diversidad sexual, existe todo un abanico en el que caben todas identidades de género y realidades sexo- afectivas.

SEXO ASIGNADO AL NACER/ “SEXO BIOLÓGICO”

Referencia a los cuerpos sexuados de las personas; esto es, a las características biológicas (genéticas, hormonales, anatómicas y fisiológicas) a partir de las cuales las personas son clasificadas como: macho/hembra.

La categorización de macho /hembra, viene definida por la carga cromosómica, las características anatómicas y hormonales. Como explica la bióloga Anne Fausto-Sterling en su libro “cuerpos sexuados”, la complejidad de las combinaciones anteriores (carga cromosómica, concentración hormonal y características biológicas), hace que poco a poco abandonemos las diferencias dicotómicas entre macho y hembra, ya que la línea divisoria entre ambas es más fina de lo que clásicamente hemos estudiado

Anne Fausto-Sterling. Cuerpos sexuados. La política de género y la construcción de la sexualidad

El ejemplo más ilustrativo de esta situación lo tenemos con las personas intersexuales

Intersexual Todas aquellas situaciones en las que la anatomía o fisiología sexual de una persona no se ajusta completamente a los estándares definidos para los dos sexos que culturalmente han sido asignados como masculinos y femeninos

Existen diferentes estados y variaciones de intersexualidad. Es un término genérico, en lugar de una sola categoría. De esta manera, las características sexuales innatas en las personas con variaciones intersexuales podrían corresponder en diferente grado a ambos sexos.

Organization Intersex International, “What is intersex?”, en OII Intersex Network

IDENTIDAD DE GÉNERO

Vivencia interna e individual del género, tal como cada persona la siente, misma que puede corresponder o no con el sexo asignado al nacer. Incluye la vivencia personal del cuerpo. Al igual que la orientación sexual, existe un amplio abanico entre sentirse 100% acorde / desacorde al género asignado al nacer. Es totalmente independiente de la orientación sexual

Género: Se refiere a los atributos que social, histórica, cultural, económica, política y geográficamente, entre otros, han sido asignados a los hombres y a las mujeres. Se utiliza para referirse a las características que, social y culturalmente, han sido identificadas como “masculinas” y “femeninas”.

Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Guía para la Acción Pública contra la homofobia. México, Conapred, 2012.

Cisgénero Cuando la expectativa social del género de la persona se alinea con el sexo asignado al nacer. En consecuencia, existen mujeres y hombres cis.

Trans: Las personas trans se sienten y se conciben a sí mismas como pertenecientes al género opuesto al que social y culturalmente se asigna a su sexo de nacimiento. En consecuencia, hombres y mujeres trans.

Queer: Las personas queer, o quienes no se identifican con el binarismo de género, son aquellas que además de no identificarse y rechazar el género socialmente asignado a su sexo de nacimiento, tampoco se identifican con el otro género o con alguno en particular. Dichas personas pueden manifestar, más que identidades fijas, expresiones y experiencias que se mueven entre un género y otro alternativamente o se producen por la articulación de los dos géneros socialmente hegemónicos.

Cfr. Ayısıgı Hale Gönel, Pansexual identificaction in Online communities. A Queer Sociological Study on Sexual Identification, op. cit

Binarismo de género: Concepción, prácticas y sistema de organización social que parte de la idea de que solamente existen dos géneros en las sociedades, femenino y masculino, asignados a las personas al nacer. La teoría Queer se opone al binarismo de género.

Malena Costa, “Distintas consideraciones sobre el Binarismo Sexo/Género”, en A parte Rei Revista de Filosofía [en línea]. Núm. 46.

Paraguas trans: Se utiliza para englobar a aquellas personas cuya identidad sexual no coincide con el sexo que les asignaron al nacer (hombres y mujeres transexuales), así como a las personas cuyos comportamientos de género no coincide con lo que socialmente se espera en base a su sexo (transgénero, travestis, queers, drag queens…).

Beig trans in the European Union (2014). European Union Agency for Fundamental Righs.

TRANS UMBRELLA

https://queer-pack.com/wp-content/uploads/2017/03/umbrella.jpg

ORIENTACIÓN SEXUAL

Corresponde a la elección de pareja sexual y sentimental. Estudios han demostrado que la orientación sexual se da en un continuo entre la elección exclusiva de personas del sexo opuesto, hasta la elección exclusiva de personas del mismo sexo.

Es totalmente independiente de la identidad de género.

Pomeroy, W. B. (1982). Dr. Kinsey and the Institute for Sex Research. New Haven: Yale University Press. http://www.indiana.edu/~kinsey

KINSEY SCALE

https://elimperiodedes.wordpress.com/2015/02/02/la-sexualidad-humana-orientacion-y-comportamiento/

Heterosexualidad: Capacidad de una persona de sentir atracción erótica afectiva por personas de un género diferente al suyo, así como la capacidad de mantener relaciones íntimas y sexuales con ellas

Homosexualidad: Capacidad de cada persona de sentir una atracción erótica afectiva por personas de su mismo género, así como la capacidad de mantener relaciones íntimas y sexuales con estas personas.

Gay Hombre que se siente atraído erótico afectivamente hacia otro hombre. Es una expresión alternativa a “homosexual” (de origen médico). Algunos hombres y mujeres, homosexuales o lesbianas, prefieren el término gay, por su contenido político y uso popular

Lesbiana Mujer que se siente atraída erótica y afectivamente por mujeres. Es una expresión alternativa a “homosexual”, que puede ser utilizada por las mujeres para enunciar o reivindicar su orientación sexual

Bisexualidad Capacidad de una persona de sentir una atracción erótica afectiva por personas de un género diferente al suyo y de su mismo género, así como la capacidad de mantener relaciones íntimas y sexuales con ellas. Esto no implica que sea con la misma intensidad, al mismo tiempo, de la misma forma, ni que sienta atracción por todas las personas de su mismo género o del otro.

Pansexualidad: Capacidad de una persona de sentir atracción erótica afectiva hacia otra persona, con independencia del sexo, género, identidad de género, orientación sexual o roles sexuales, así como la capacidad de mantener relaciones íntimas y/o sexuales con ella.

Cfr. Ayisigi Hale Gönel, Pansexual identificaction in Online communities. A Queer Sociological Study on Sexual Identification, tesis de maestría en Estudios Sociales y de Género, Lund University, Facultad de Ciencias Sociales

Asexual Orientación sexual de una persona que no siente atracción erótica hacia otras personas. Puede relacionarse afectiva y románticamente. No implica necesariamente no tener libido, o no practicar sexo, o no poder sentir excitación.

Red para la Educación y la Visibilidad de la Asexualidad, “Sobre asexualidad” <http://www.asexuality.org/sp/&gt;

Demisexualidad: Orientación sexual de una persona en la que siente atracción sexual únicamente hacia personas con las que previamente se han desarrollado lazos emocionales fuertes, estables o de cierta duración

The 2014 AVEN Community Census: Preliminary Findings Report compiled by Mary Kame Ginoza, Tristan Miller, and other members of the AVEN Survey Team November 1, 2014 https://asexualcensus.files.wordpress.com/2014/11/2014censuspreliminaryreport.pdf

Alosexualidad:. Esto quiere decir, una persona alosexual es alguien que experimenta atracción sexualhacia otras personas. Puede ser un heterosexual, homosexual, bisexual, pansexual u otros varios.. De esta manera, alosexual es el que que siente atracción sexual hacia otras personas o el que tiene la necesidad de interacción sexual con otros seres humanos.

Red para la Educación y la Visibilidad de la Asexualidad, “Sobre asexualidad” http://www.asexuality.org/sp/

Gris- asexualidad: La gris-asexualidad es una parte del espectro de la sexualidad que está cerca de la asexualidad. Los gris-asexuales (gris-as/gris-a). Un gris-asexual puede experimentar atracción sexual bajo circunstancias limitadas o en menor grado que las personas alosexuales. La demisexualidad se encuentra dentro del espectro gris-asexual.

https://web.archive.org/web/20111013144222/http://www.asexuality.org/home/

TRIÁNGULO DE AVEN

Representa la orientación sexual de una persona, la línea superior representa la Escala de Kinsey: la homosexualidad a la izquierda, la heterosexualidad a la derecha, la bisexualidad en el centro y sus puntos intermedios.

La dimensión vertical, representa la intensidad, frecuencia, duración, condicionamientos o características de la atracción sexual. Los asexuales se encuentran en las regiones inferiores del triángulo, en el negro.

AVEN elige mostrarlo como un gradiente, que deja espacio para la gris-asexualidad y la demisexualidad. Eso significa que realmente no hay ningún corte entre el blanco y negro, es un continuo.

http://es.asexuality.org/wiki/index.php?title=Tri%C3%A1ngulo_de_AVEN

triángulo aven

http://es.asexuality.org/wiki/index.php?title=Tri%C3%A1ngulo_de_AVEN

A modo de resumen, podemos observan la siguiente ilustración, en la que se resume identidad de género, orientación sexual, sexo asignado al nacer y atracción romántica.

unicornio del género

TSRE. Trans Students Educational Resources http://www.transstudent.org/

Autora: Irene García Zurita, Especialista en Medicina de Familia y Salud Comunitaria en Madrid

Anuncios

VIOLENCIA SEXUAL EN EL ÁMBITO LABORAL

La violencia sexual es definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “todo acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual, los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados, o las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de la relación de ésta con la víctima, en cualquier ámbito, incluidos el hogar y el lugar de trabajo”1. Según la última estadística recogida por el Instituto de la Mujer en 2017 un 95,7% de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual son cometidos por hombres2. Así, estamos ante un tipo de violencia ejercida predominantemente contra la mujer y, por lo tanto, hablaremos de la violencia sexual como un tipo de violencia de género.

 

La violencia sexual en el ámbito laboral es aquel tipo de violencia sexual que se desarrolla en el entorno laboral y que está tipificada por el Código Penal español3. El Convenio de Estambul (“Convenio del Consejo de Europa sobre la prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica”)4, aprobado en 2011 y ratificado y publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en 20145, indica que la violencia de género no se da solo en el ámbito familiar, de la pareja o ex-pareja. Así, la Ley Integral de Violencia de Género de la Comunidad de Madrid de 20056 ya incluía el acoso sexual laboral como un tipo de Violencia de Género. Sin embargo, y a pesar de las cifras que tenemos registradas, la Ley de Violencia de género Estatal7 no incluye el acoso sexual como un tipo de violencia de género, cosa que creemos esencial que se modifique para poder poner fin a este problema.

 

Gracias a la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer de 20158 pudimos aproximarnos a la extensión del problema de la violencia sexual por parte de las parejas, exparejas o terceros. La Macroencuesta concluyó que un 13,7% de las mujeres residentes en España mayores de 16 años han sufrido algún tipo de violencia sexual a lo largo de su vida. Asimismo, se estima que solamente un 3% de las mujeres que sufren acoso en España denuncian a su acosador9.

 

Existen tres tipos de acoso sexual laboral, a saber10:

  1. Coerción sexual: situaciones en las que las condiciones del empleo de la mujer acosada dependan de la cooperación sexual de ésta con el acosador o sus cómplices. Ejemplos de estas conductas serían el chantaje sexual, la amenaza de despido si no se mantienen relaciones sexuales con el acosador, etc.
  2. Atención sexual no deseada: expresiones de tipo romántico o sexual que no son bienvenidas, no son correspondidas y son ofensivas para la mujer que las recibe. Este tipo de acoso conlleva aproximaciones de tipo sexual, pero no implica recompensas profesionales o amenazas para forzar el cumplimiento de las mismas. Algunos ejemplos serían tocamientos no deseados, abrazos, caricias y solicitudes persistentes de citas por parte de un compañero de trabajo a pesar de la negativa de la mujer.
  3. Acoso ambiental: es el más frecuente de los tres. Se trata de actitudes insultantes, hostiles y degradantes hacia los miembros de un género, habitualmente el femenino. Este tipo de acoso engloba un amplio rango de comportamientos verbales y no verbales que no pretenden conseguir beneficios sexuales, pero que generan un clima de desigualdad para ambos géneros. Ejemplos de este tipo de conductas serían hacer chistes sobre mujeres o sobre que las mujeres no saben cómo liderar en el espacio de trabajo.

 

Figura 1. Relación entre comportamientos discriminatorios, discriminación de

sexo, acoso sexual, acoso de género y acoso ambiental.

sexual harassment

 

La repercusión mediática de este tipo de violencia de género se ha incrementado enormemente desde el nacimiento del movimiento Me Too en 2017. Dicho movimiento surgió para denunciar públicamente la agresión sexual y el acoso sexual laboral, a raíz de las acusaciones de abuso sexual contra el productor de cine y ejecutivo estadounidense Harvey Weinstein. En el mundo biomédico ha ocurrido algo similar a raíz de la publicación en 2018 del informe titulado “Acoso sexual hacia las mujeres. Clima, cultura y consecuencias en Ciencias, Ingenierías y Medicina”, redactado por la National Academy of Sciences, Engineering and Medicine10. Dicho informe concluyó que “más de un 50% de las docentes y las mujeres del personal de la universidad y entre un 20-50% de las estudiantes han experimentado o sufren conductas de acoso sexual en el ámbito académico”. Asimismo, el informe concluye que este tipo de acoso es más frecuente entre las estudiantes de Medicina que el resto de estudiantes10.  Estos datos, cuanto menos alarmantes, han causado un fuerte impacto en la comunidad científica y de ellos se han hecho eco importantes revistas como el New England11, el JAMA12 o el Lancet de febrero de 201913, redactado exclusivamente por mujeres sobre temas relacionados con género y feminismo.

 

Conocer la percepción social sobre la violencia sexual en el ámbito laboral es fundamental para mejorar el diseño de las políticas públicas dirigidas a la erradicación de la violencia de este tipo14. Un entorno social que acepta o incluso apoya la violencia sexual en alguna circunstancia, contribuye a crear un clima de tolerancia que facilita que los agresores mantengan su conducta y dificulta que las víctimas revelen la violencia sufrida14. Asimismo, la percepción social de que este fenómeno es raro puede incrementar paradójicamente la estigmatización y dificultar el proceso de denuncia15. Por otra parte, el desconocimiento del carácter machista de algunas actitudes en el lugar de trabajo, contribuye a la perpetuación del acoso sexual laboral y la imposibilidad de acabar con estas conductas. Mejorar la consciencia social sobre este fenómeno, bajando el umbral de tolerancia que tenemos hacia el mismo, contribuiría a visibilizar muchos más casos de acoso sexual y a disminuir el número de conductas de este tipo en el ambiente laboral.

 

Figura 2. Consciencia social sobre el acoso sexual

iceberg violencia

 

 

Así, la erradicación de la violencia sexual no puede lograrse sin abordar las actitudes sociales que la toleran o justifican14. Sin embargo, a nivel nacional, únicamente hemos encontrado en la bibliografía un trabajo del año 2018 realizado la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género14 que midió la percepción social de la violencia sexual en el ámbito laboral. Dicho trabajo concluyó que entre un 2,4% y un 4,8% de los encuestados consideran que las mujeres inventan, exageran o promueven el acoso sexual; entre un 6,1% y un 8,4% consideran que el acoso sexual es un comportamiento romántico inherente a los hombres; y entre un 33,4% y un 40,9% de los encuestados muestran algún grado de acuerdo con que la mujer es la responsable de controlar y frenar el acoso sexual que sufre14. Este estudio es una primera aproximación a los factores que contribuyen a la perpetuación del acoso sexual laboral.

Siguiendo la línea de este trabajo, un grupo de residentes del Área Sur del Servicio Madrileño de Salud nos hemos propuesto diseñar un estudio para medir la percepción de los trabajadores de nuestra Área de Salud sobre el acoso sexual en el ámbito laboral. Asimismo, desde el Grupo de Trabajo de Atención a la Mujer consideramos esencial que se hagan protocolos en los centros de trabajo y se eduque en la equidad y la igualdad de género para erradicar ésta y todas las formas de violencia de género.

Autora: Ana Pereira Iglesias, residente de la especialidad de MFyC

 

BIBLIOGRAFÍA

 

  1. Organización Panamericana de la Salud, Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud. (2002). Informe mundial sobre la violencia y la salud: resumen.
  2. Instituto de la Mujer (s/f). Extraído el 12 de junio de 2019, de http://www.inmujer.gob.es/MujerCifras/Violencia/DelitosLibertadSexual.htm
  3. Ley Orgánica 15/2003, de 25 de noviembre, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal. Extraída el 12 de junio de 2019, de http://www.boe.es/boe/dias/2003/11/26/pdfs/A41842-41875.pdf
  4. Convenio de Estambul sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica. (2011). Extraído el 12 de junio de 2019 de https://rm.coe.int/1680464e73
  5. Boletín Oficial del Estado. Instrumento de ratificación del Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra la mujer y la violencia doméstica. (2014). Extraído el 12 de junio de 2019 de https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2014-5947
  6. Ley 5/2005, de 20 de diciembre, Integral contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid. (2005). Extraído el 12 de junio de 2019 de http://www.madrid.org/wleg_pub/secure/normativas/contenidoNormativa.jsf?opcion=VerHtml&nmnorma=3351&cdestado=P#no-back-button
  7. Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. (2004). Extraído el 12 de junio de 2019 de https://www.boe.es/buscar/pdf/2004/BOE-A-2004-21760-consolidado.pdf
  8. De Miguel, V. (2015). Macroencuesta de violencia contra la mujer 2015. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Centro de Publicaciones.
  9. Pernas, B., Olza, J., & Román, M. (2000). El alcance del acoso sexual en el trabajo en España. Paralelo.
  10. National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine (2018). Sexual harassment of women: climate, culture, and consequences in academic sciences, engineering, and medicine. National Academies Press.
  11. Dzau, V. J., & Johnson, P. A. (2018). Ending sexual harassment in academic medicine. New England Journal of Medicine379(17), 1589-1591.
  12. Hopkins, J. (2018). Sexual harassment of US women in science is widespread and is worst in medicine, report says. The British Medical Journal, 361:k2603.
  13. Choo, E. K., Byington, C. L., Johnson, N. L., & Jagsi, R. (2019). From #MeToo to #TimesUp in health care: can a culture of accountability end inequity and harassment? The Lancet393(10171), 499-502.
  14. Delegación del Gobierno para la Violencia de Género (2018). La Percepción Social de la Violencia Sexual. Centro de publicaciones del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
  15. Pérez, R., & Rodríguez, C. (2013). Un análisis del concepto de acoso sexual laboral: reflexiones y orientaciones para la investigación y la intervención social. Cuadernos de relaciones laborales31(1), 195-219.

1 de mayo 2019 Día Mundial de la Salud Mental Materna

En todo el mundo, hasta 1 de cada 5 mujeres experimentan algún tipo de trastorno del estado de ánimo y/o la ansiedad perinatal. Las estadísticas varían según el país. Estos síntomas pueden incluir la depresión y/o ansiedad posparto, el trastorno obsesivo-compulsivo posparto, la psicosis postparto bipolar y posparto. Más del 75% de las mujeres no son diagnosticadas, por lo tanto no reciben tratamiento y apoyo adecuados.

Presentation1

Se estima que 7 de cada 10 mujeres ocultan o minimizan sus síntomas. Sin comprensión, apoyo y tratamiento, estos problemas de salud tienen un impacto devastador en las mujeres afectadas, en sus parejas y familias.

Los trastornos del humor perinatales afectan a toda la familia. Aproximadamente 1 de cada 10 padres desarrollan depresión durante este tiempo. Un enfoque integrador de la salud mental familiar permitiría tanto a la madre como a su familia o su pareja, en el caso que la haya, afrontar estos problemas.

Se estima que entre el 20 y el 25% de los embarazos terminan en aborto espontáneo o muerte fetal. Además del duelo, muchas de estas mujeres también experimentan depresión posparto. Dar a luz a un niño prematuro y el tiempo que pasa en una Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales también puede afectar la salud mental de la madre y/o del padre.

Tanto profesionales del mundo de la investigación, académico y sanitario, como personas con experiencias vitales relacionadas con esta problemática somos conscientes de la importancia de un diagnóstico y abordaje multidisciplinar precoz y adecuado.

A pesar de los avances tecnológicos, la mortalidad perinatal tiene una gran
prevalencia en el mundo. En consecuencia el duelo perinatal necesita un abordaje de
gran complejidad. La Organización Mundial de la Salud define la mortalidad perinatal
como el número de nacidos muertos y muertes, desde 28 semanas de gestación
completas y hasta la primera semana de vida, por cada 1.000 nacidos vivos. En
España (INE 2017) un 4,37 x 1000 bebés mueren en el periodo perinatal.

 

 

Frente a estos duelos influyen múltiples elementos como las habilidades y conocimientos de la o el profesional, y de las necesidades psicológicas y espirituales de la
mujer y la familia. Es una trabajo complejo, gestionar las propias emociones y acompañar a la familia. Es necesario conocimientos y destrezas en comunicación. Es muy importante tener conocimientos sobre el abordaje de los procesos de duelo y también sobre las especificidades del duelo perinatal.

En España, la Sociedad Marcé Española de Salud Mental Perinatal (http://www.sociedadmarce.org) trabaja desde el 2011 para mejorar la atención a los trastornos mentales en el periodo perinatal (concepción, embarazo y postparto).

Con motivo de visibilizar la necesidad de mejorar la atención a la salud mental perinatal participa en la campaña internacional para la declaración del Día Mundial de la Salud Mental Materna: wmmhday.postpartum.net.

Esta campaña pretende sensibilizar a nivel social sobre esta problemática, ayudar a eliminar el estigma, mejorar la detección de los trastornos mentales perinatales, aumentar los recursos y la calidad de los cuidados y de las intervenciones que se ofrecen a las madres y sus bebés para conseguir su recuperación.

En la actualidad entidades de 37 países diferentes participan en la campaña, de Alemania, Arabia Saudi, Austria, Australia, Argentina, Botswana, Brasil, Camerún, Canadá, Chile, Colombia, España, EEUU, Francia, Grecia, India, Indonesia, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Kenia, Malta, Nueva Zelanda, Nigeria, Puerto Rico, República Checa, Qatar, Sudáfrica, Suiza, Sri Lanka, Reino Unido, Rumanía, Turquía, Uruguay y Zimbawe.

índice

 

¿Cómo puedes participar?

SALUD MENTAL MATERNA

Autora: Irmina Saldaña Alonso, Médica de Atención Primaria y miembro de Grupo de Trabajo Atención a la Mujer de Somamfyc

BIBLIOGRAFíA de INTERÉS:

Más de #1000 motivos para el día Internacional de las Mujeres #8M

Hoy es 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, también llamado Día Internacional de la Mujer o de las Mujeres. Es el segundo año consecutivo que se convoca huelga en nuestro medio. En las últimas décadas gracias al movimiento feminista se han logrado muchos avances, aunque tenemos pendientes retos importantes.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) asegura que las mujeres siguen realizando el 76% del trabajo no remunerado de cuidados. Ellas siguen invirtiendo en éstos 3,2 veces más tiempo que los hombres. En los últimos 20 años la cantidad de tiempo que las mujeres dedican a estas tareas apenas ha disminuido, y el tiempo que le dedican los hombres ha aumentado solo en ocho minutos al día. Aunque los hombres han aumentado su implicación, no suelen ser los ‘autores’ de la planificación que exige la gestión de los cuidados ni del trabajo doméstico. No consiste sólo en ‘hacer’, sino en reservar, dedicar tiempo y espacio mental para organizarlos. Como dice el rapero Arkano en la campaña del Ayuntamiento de Madrid de este 8 de marzo “Los cuidados no se improvisan”: “...Implicarse mentalmente forma parte del cuidado. Son cuidados no los llames favores. Hacer una tarea no es ocuparse del cuidado. Más que repartir hablamos de compartir…”. Esta campaña pretende visibilizar y educar en la corresponsabilidad de compartir y planificar éstos. Porque el Cuidar es una tarea de todas las personas, de toda la sociedad.

La diferencia de remuneración entre mujeres y hombres permanece en un 20 por ciento a nivel mundial, señalando la persistencia de la brecha salarial. También se mantienen mayores índices de desempleo en las mujeres. En nuestro estado entre 2013 y 2017 se observa una mejora de este indicador, sensiblemente mayor para los hombres que para las mujeres. Se observa una mejora del bienestar social asociado a la ocupación en torno al 7% para los hombres y de algo menos del 3% para las mujeres, siendo los grupos menos beneficiados de estos avances los jóvenes y las mujeres.

En la actualidad persiste el llamado techo de cristal, manifestado en la inequidad de género en el acceso a cargos de responsabilidad docentes, de dirección o en la investigación, a pesar de la creciente presencia de las mujeres en estudios superiores en todos los ámbitos.

Como grupo Atención a la Mujer de la Somamfyc consideramos clave la formación sanitaria con perspectiva de género desde el pregrado. El enfoque de género en salud es una forma de hacer visible e intervenir en salud siendo conscientes de que las construcciones sociales de género y las vivencias de cada persona de éstas, van a tener un papel fundamental en los procesos de salud/enfermedad/atención. Aspiramos a la existencia de un abordaje de la salud que sea capaz de valorar y atender las diferentes manifestaciones de las mismas enfermedades siendo sensibles a la morbilidad diferencial por sexo y género. Consideramos fundamental el concepto de salud integral, que permita contemplar la influencia del contexto social y de la experiencia subjetiva en las formas de enfermar y, por tanto, no sólo lo biológico, sino también los factores psicosociales y de género de las personas. Apostamos por el derecho a la salud en igualdad y equidad que tenga en cuenta los determinantes de género como un determinante de salud fundamental, sin olvidar un abordaje interseccional que reconozca el resto de determinantes de la salud y categorías sociales en el proceso de salud/enfermedad.

La violencia de género es un problema de salud pública persistente en nuestro medio. En Atención Primaria y en el resto de los niveles de atención de la sanidad pública tenemos la oportunidad y la responsabilidad de detectar,  intervenir y acompañar a las mujeres que la sufren.

Compartimos el espíritu del editorial de The Lancet de febrero de este año: “La lucha por la igualdad de género es responsabilidad de todos, lo que implica a su vez que el feminismo también es cosa de todos. De los hombres y las mujeres, de los investigadores, de los profesionales de la medicina, de quienes aportan financiación, de los líderes de las instituciones y sí, también, de las revistas médicas.

Aspiramos a construir un futuro en el que toda la sociedad consideremos prioritario y podamos dedicar más atención a los demás, con más tiempo de calidad para los cuidados. Reivindicamos una apuesta valiente institucional que ponga en marcha las medidas legislativas necesarias, un aumento de la inversión en los recursos y estructuras que garanticen una equidad real de género en todos los terrenos.

La huelga de hoy, las reivindicaciones de este 8 de marzo, seguirán siendo una prioridad en nuestras consulta de Atención Primaria y en nuestro día a día.

 

Autora: Irmina Saldaña Alonso, médica de Atención Primaria en Huelga

cartel8M_web

Bibliografía:

MANUAL DE INTERVENCIÓN EN GESTIÓN DE HIGIENE MENSTRUAL de @3mujeresWASH

HM2

Hoy queremos presentaros el Manual de Intervención en Gestión de Higiene Menstrual en la escuela realizado por Uxía Brasa, María Cardenal y Ana Rodríguez (). Es un manual destinado a países en vías de desarrollo, donde la menstruación supone un problema para las niñas y adolescentes escolarizadas, ya que en muchas ocasiones las escuelas carecen de saneamiento adecuado y tampoco se disponen de los artículos de higiene íntima necesarios. Las niñas y adolescentes durante la menstruación se enfrentan al miedo a mancharse, al tabú existente en muchas culturas respecto a la menstruación, así como la estigmatización que hace que las mujeres con la menstruación en determinadas comunidades sean consideradas impuras y por ello apartadas de la vida social (y escolar) durante el período de la menstruación.  Una buena promoción de la Higiene Menstrual (HM) y la creación de un ambiente cómodo, seguro y culturalmente aceptable son vitales para mejorar la calidad de vida de niñas, adolescentes y docentes en la escuela.

El manual está dirigido a los profesionales de la cooperación y personas interesadas en la Gestión de la HM en los programas de Agua, Saneamiento e Higiene en las escuelas.

El manual ofrece un esquema para realizar el análisis de la situación de la HM en la escuela que se quiere diagnosticar.  Consta de dos bloques, el análisis del contexto y el análisis de los aspectos técnicos de la escuela. Cada bloque se aborda de la misma manera: introducción, diagnostico, recomendaciones, notas de orientación y comprobación o verificación de las medidas propuestas.

HM

Os invitamos a conocerlo y a difundirlo.

Disponible en el siguiente enlace: Manual de intervención en Gestión de Higiene Menstrual

Y en la web: https://ongawa.org/publicaciones/manual-de-intervencion-en-gestion-de-la-higiene-menstrual-en-la-escuela/

11 de Febrero, Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia #11f #MujeresEnciencias

 

El 11 de Febrero es el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Esta iniciativa promueve actividades que, visibilizando la labor de las científicas, conmemoren este día, fomenten vocaciones científicas en las niñas y ayuden a cerrar la brecha de género en ciencia.

En la actualidad, las mujeres y niñas encuentran barreras de muchos tipos, a veces muy sutiles, que dificultan su presencia en la ciencia. Esta desigualdad es patente en la elección de los estudios por parte de las niñas y se va agudizando al avanzar en las carreras científicas y tecnológicas. Con el objetivo de lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas, en 2015 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 11 de febrero de cada año como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

A pesar de los avances conseguidos, las mujeres no gozan de las mismas oportunidades que los hombres para desarrollar una profesión científica y para progresar en ella. Los datos al respecto son muy claros y se pueden resumir en el hecho de que conforme se avanza hacia puestos más altos en los escalafones académicos, de investigación o profesionales, la proporción de mujeres va siendo cada vez menor.

En la actualidad en Medicina somos una mayoría mujeres: entre el 60 y 65% de las aspirantes al MIR, más de 60% de las personas que eligen la Especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria. La evolución de los datos señala un avance rotundo en el cambio de proporción de hombres y mujeres en la colegiación: desde 2011 a 2017 se han colegiado cinco veces más mujeres que hombres (4.999 hombres y 25.212 mujeres). Estos datos no han avanzado de manera correlativa con los datos de representatividad de las Juntas Directivas de los los Centros Sanitarios, Colegios Médicos ni de algunas Sociedades Científicas. Según datos presentados por la Organización Médico Colegial en noviembre de 2018 en el informe “Diagnóstico de género en la profesión”, las mujeres ocupan solo el 20% de los puestos de dirección, aunque son más del 50% de la plantilla médica. Hay menos mujeres que hombres con plaza en propiedad y éstas encadenan mayor número de contratos al año tanto en el sistema público como en el privado.  La brecha salarial entre hombres y mujeres supera el 27%. Las mujeres son el 40% del personal docente e investigador universitario en las áreas de conocimiento de Salud, pero en determinadas especialidades no llegan al 10%. Ocupan menos del 7% de las cátedras o menos del 16% del profesorado titular.

Desde el Grupo de Trabajo de Atención a la Mujer compartimos el espíritu del vídeo que encabeza esta entrada. El representar y visibilizar a las mujeres en la Ciencia es una oportunidad y una inspiración para las niñas y niños de construir un futuro más equitativo y justo. Educando y mostrando la labor científica y las aportaciones de las mujeres, potenciamos un cambio de los estereotipos de género que aún perviven en nuestra sociedad. Este tipo celebraciones pueden ser una importante herramienta y motor para luchar contra las inequidades de género. En el proceso de cambio, las instituciones, los colegios profesionales y las sociedades científicas como difusoras de contenido científico deben de ser líderes y contribuir en este camino.

Para más información sobre las actividades que se van a desarrollar durante esta semana, os recomendamos este blog:

11 de Febrero 2019

Actividades 2019

También os recomendamos el Blog Mujeres con Ciencia, que muestra lo que hacen y han hecho las mujeres que se han dedicado y dedican a la ciencia y a la tecnología: https://mujeresconciencia.com/

 

Autora: Irmina Saldaña Alonso, Médica Especialista en MFyC

Actualización de Fichas Informativas para pacientes en el Blog del Gdt Atención a la Mujer SoMaMFyC

Hemos revisado y actualizado las fichas informativas para pacientes. Éstas son orientativas y generales para cualquier mujer o persona interesada en los temas que abordan. Esperamos que sean de utilidad para la consulta de Atención Primaria y para el día a día.

Las fichas son las siguientes:

Anticoncepción Hormonal Combinada 2018

Anticoncepción Hormonal de solo Gestágenos 2018

Píldora Anticonceptiva de Urgencia 2018

Citología vaginal 2018

Colposcopia 2018

Virus del papiloma humano y su vacuna 2018

Consejos para pacientes embarazadas 2018

Consejos para pacientes que desean embarazarse 2018

Información para parejas con problemas de fertilidad 2018

Interrupción voluntaria del embarazo (IVE) 2018

Quedan colgadas de manera permanente en el siguiente enlace de nuestro Blog, en el apartado “Información pacientes”: https://gdtmujersomamfyc.wordpress.com/informacion-pacientes/

 

 

 

LA ATENCION A LAS MUJERES QUE SUFREN MALTRATO. HAY OTRA SALIDA además de la denuncia. ¿Qué es el TÍTULO HABILITANTE?

La atención en consulta a la mujer maltratada implica a 2 actores principales la mujer y los profesionales sanitarios pero sustentados por otros importantes secundarios como el marco legal y jurídico sobre violencia a la mujer dentro de la pareja o ex-pareja, los servicios sociales y la disposición de recursos existentes para las mujeres así como las ayudas que precisan.

Desde hace unos años nos hemos venido moviendo en lo que podemos llamar MODELOS de ATENCIÓN diferentes ante el maltrato uno que es el basado en la DENUNCIA que creemos es en el que más se ha insistido y al que parecía estábamos abocados por Ley, y otro que podemos llamar de la SALIDA ASISTIDA, menos utilizado y que ahora con el cambio de la ley y con los años de experiencia podemos ir definiendo más detalladamente.

Examinaremos éstos.

  • MODELO DENUNCIA.

Visibilizamos la violencia, a veces conseguimos que la mujer DENUNCIE con el fin último de EVITAR su MUERTE, además de rehabilitar y PROTEGER a la mujer, y castigar al maltratador. Con este modelo la PRESIÓN es HACIA LA MUJER (teléfono del maltrato, sistema sanitario, los medios de comunicación). Esto supone unos costes: Jurídicos, de las Fuerzas de Seguridad y de los Servicios Sociales entre otros. Si cada vez se detectan más casos podría darse un problema de falta de recursos y/o saturación de los mismos. Pudiendo por lo tanto producirse situaciones de desamparo cuando éstos escaseen o no le sean concedidos a la mujer. En estos casos aumentaríamos el riesgo para la mujer. Ésta en ocasiones no desea denunciar y al realizarlo nosotr@s por ella en muchos casos retira la denuncia. Esto se suma a que parte de las ayudas o medidas solo se ponen en marcha cuando la mujer pone en marcha una denuncia. En otras situaciones, ante la percepción de desamparo, miedo y duda, sienten indefensión. Con lo que se consigue que inhiban las denuncias con la desprotección para la mujer y la consiguiente impunidad del maltratador. Por todas estas reflexiones y problemas, nos preguntábamos si el problema es del sistema judicial.

Las mujeres nos dicen que esperaban más comprensión, seguridad y ayuda. También nos expresan que a veces sienten desconfianza, inseguridad e incertidumbre.

Poníamos la mira en un Sistema judicial trasnochado y patriarcal. No nos dábamos cuenta que denunciar de forma apresurada dificulta que este sistema judicial pueda actuar a favor de la mujer.

Con este modelo de denuncia a las mujeres les hacemos llegar mensajes con connotaciones:

  • Denunciar es una “obligación” (moral) femenina. La mujer moderna no debe aguantar la relación de “sumisión” inherente al maltrato sin denunciar cualquier agresión
  • No denunciar es un comportamiento irracional y pusilánime.
  • Si no denuncia se merece en cierto modo lo que le pasa.
  • La denuncia la protege frente al maltratador y habilita mecanismos de protección social.
  • La Denuncia es un Puerta, casi la única para salir del maltrato.
  • Si denuncias ni tu ni tus hijos tendrán que preocuparse.
  • Si denuncias GANARÁS la partida.
  • SI LA MUJER NO DENUNCIA, NO Recibirá LAS AYUDAS NECESARIAS para salir de este proceso.
  • EL SISTEMA PENAL ES LA ÚNICA OPCIÓN PARA SALIR DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO.
  • LAS MUJERES COMO VÍCTIMAS SIN CAPACIDAD DE AUTONOMÍA Y LIBERTAD EN LA TOMA DE DECISIONES SOBRE SU VIDA.

Pero que la DENUNCIA termine→ con la separación definitiva → que el sistema de protección policial será eficaz→ que los servicios sociales le den cobertura, a ellas y sus hijos → y la SOLUCION JUDICIAL sea satisfactoria, no siempre es así.

Asumir y garantizar que toda esta cadena funciona siempre es engañar a la mujer.

Intentar forzar la DENUNCIA es en ocasiones no comprender ni respetar la decisión de la mujer y no asumir nuestra incompetencia para saber que comportamiento será el adecuado.

Porque entre otras cosas para que la denuncia no curse con desprotección debe:

  • Asegurar de forma PERMANENTE la protección frente al maltratador.
  • Dar la certeza de que el maltratador recibirá el castigo PROPORCIONAL al daño causado.
  • Garantizar que el maltratador PIERDA LOS DERECHOS sobre los hijos.
  • Y esto en muchas ocasiones no sucede y la abocamos a correr peligro su vida y la de sus hijos.

Por lo tanto: ¿HAY que DENUNCIAR? SIEMPRE en dos ocasiones:

  • Según la Ley
  • Y Cuando existe riesgo vital alto, porque debemos hacer el Parte de Lesiones de forma ineludible.

A pesar de las apariencias, LA DENUNCIA no protege en todos los casos, y puede colocar a la mujer en un nuevo escenario de peligro, vulnerabilidad y riesgo que permita la prolongación del maltrato.

Con lo expuesto estaremos de acuerdo que antes de la denuncia es importante AYUDA Y ASESORAMIENTO, que tienen que venir de diferentes ámbitos:

  • Intervención Psicológica:
    • específica del trauma padecido
    • perspectiva de género, encuadrando los mandatos.
  • Intervención Jurídica:
    • probatoria de la existencia de maltrato.
    • admisible por la acumulación de pruebas.
  • Intervención Social:
    • reconstructiva de las relaciones perdidas.
    • identificativa de recursos disponibles.
  • Intervención Sanitaria:
    • particular de los malestares padecidos
    • general de los problemas de salud ocasionados

Con ello se comienza a proponer el otro Modelo no como incompatible sino como otra posibilidad en muchos casos.

  • MODELO SALIDA ASISTIDA

Prevenimos la Violencia de género. Se trata de una forma de prevención secundaria. Ha de ser una SEPARACION PLANIFICADA. Donde se favorezca la CONFIDENCIA, LA CONFIDENCIALIDAD Y LA AUTONOMÍA de la mujer y se le dé AYUDA y asesoramiento siempre de forma confidencial, de manera que la mujer tome una decisión libre y meditada que termine en una SEPARACION SIN RIESGOS, con el consiguiente castigo del maltratador, evitando siga haciendo daño a ella, a los hijos y a otras mujeres.

En este modelo tiene que participar la sociedad civil: amistades, vecindario, familiares, compañer@s, favoreciendo “cuente la situación”, el teléfono del maltrato para ayuda…No haciendo caer todo el peso en la mujer maltratada. Los medios de comunicación deben cambiar el mensaje en pro de esa ayuda, no esa denuncia, y por supuesto supone un cambio de estrategia también del sistema social y sanitario no focalizando nuestra actuación hacia el Parte de Lesiones para la denuncia.

Para desarrollar este modelo son fundamentales los CONFIDENTES y hoy los profesionales sanitarios no lo somos de manera frecuente por:

  • Estar lejos del contexto cercano:
    • Ley de cuidados inversos.
    • Empatía
  • Priorizar la Labor asistencial:
    • medicalizando ante los malestares
    • faceta Familia y Comunitaria, no se atiende
  • La barrera de lo legal:
    • imponiendo Parte de Lesiones como salida
    • resistencia de paciente a tener que denunciar
  • Ausencia de confidencia:
    • no favorecida por miedo a lo que acontecerá
    • reticencia general de la mujer a contar

Quizás porque estamos lejos de su contexto cercano, ese en el que deberíamos estar en esta Especialidad de Familia y Comunitaria, o tal vez por la prevención muchas veces de la mujer a que se entere la pareja o el entorno y en muchas por su desconfianza en nuestra actitud proactiva a favor de la denuncia.

Por lo tanto, debemos promocionar esa confidencia como primer paso, y olvidarnos en las ocasiones que así lo permitan de la denuncia. Además, permitir que la faceta del asesoramiento se haga por los profesionales adecuados y especializados, asumiendo desde la humildad la propia incompetencia para sugerir o recomendar si no estamos formados y ser sólo confidentes para ayudar, acompañar en el proceso y aconsejar la derivación a profesionales con experiencia cuando sea necesario.

Entre los requisitos para la CONFIDENCIA hay:

Acciones negativas:

  • Hablar de contarlo a alguien.
  • Dudar de su palabra.
  • Juzgar su comportamiento.
  • Actuar sin su consentimiento

Acciones positivas:

  • Proponernos como confidentes (“si quieres hablar…”)
  • Respetar su ritmo (“cuando quieras aquí estoy”, utilizar el modelo del cambio de Modelo de Prochaska y Diclemente) – Empatía
  • Disculpabilización (“tú no eres la responsable”)
  • SELECCIONAR y CONOCER CON DETALLE QUÉ CASOS SON DE URGENCIA en los QUE SI IMPULSAREMOS LA TOMA DE DECISION HACIA LA DENUNCIA DEBIDO A LA GRAVEDAD Y EL RIESGO VITAL DE LA MUJER/HIJ@S CONVIVIENTES

Teniendo esto presente, se puede además favorecer la confidencia asegurando a la mujer que es un deber deontológico de los profesionales y que registraremos sólo aquello que le pueda ser útil cuando lo necesite, seleccionando casos y circunstancias, sin presionarla a la denuncia e invitándola a asesoramiento cualificado si precisa. Distinguiendo entre una CONFIDENCIA IMPRODUCTIVA que sería la que solo lleva a un desahogo y puede cronificar la relación con el riesgo de medicalizar con analgésicos o antidepresivos; y una CONFIDENCIA PRODUCTIVA con un objetivo de trabajo orientada a que salga de esa situación y que en un momento excede de nuestra capacidad y precisa ayuda de otros profesionales.

Debemos abandonar como única manera de actuar el MODELO DENUNCIA o modelo paliativo y plantearnos con más frecuencia el MODELO SALIDA ASISTIDA o modelo preventivo. Un modelo que de profesional sanitario pase no a la policía sino a otros profesionales: servicios Sociales, Punto de Violencia. Un modelo diferente al que desarrollamos muchas veces:

  • MODELO DENUNCIA

MODELO DENUNCIA

  • MODELO SALIDA ASISTIDA

MODELO ASISTENCIA AUTONOMIA

Con un MODELO SALIDA ASISTIDA conseguiremos que la mujer asustada, dependiente, sola, vulnerable y desorientada con el freno de que su único horizonte es la denuncia, sea una mujer más dispuesta a la intervención, menos medicalizada y frecuentadora, porque será más independiente y segura.

Aprovechemos la posición privilegiada que tenemos en este camino l@s profesionales sanitarios, ya que la consulta es el lugar donde con más facilidad y extensión se puede detectar el maltrato antes de su fase crítica, antes de acudir a la denuncia, cuando acuden por sintomatología asociada al maltrato. Ayudemos después derivando en el momento preciso, antes de medicalizar en exceso o de llegar a la confidencialidad improductiva, cuando el proceso requiere una intervención compleja que no es la mera denuncia y que le evita riesgos asociados y garantiza una intervención de género. Estemos disponibles siempre, pero sabiendo qué es nuestra competencia y qué la excede.

En resumen:

  • La mejor actuación sanitaria frente a las mujeres maltratadas será la de DETECTAR el mayor número de casos posibles, para ello conseguir facilitar la CONFIDENCIA de la mujer y de la manera más precoz. Evitando una intervención solo paliativa con el Parte de Lesiones para la denuncia que defraude su confianza, autonomía y libertad cuando no sea preciso pero realizándolo SIEMPRE que sea necesario.
  • FAVORECER de forma informada y comprometida la derivación a profesionales con experiencia, con el compromiso de una acción conjunta y de comunicación permanente. Los profesionales de este modo mantendremos la relación con la mujer, nos ocuparemos de sus progresos que alentaremos, evitaremos la cronicidad, el empeoramiento de su situación o peor aún las pérdidas de confianza y reforzaremos nuestra posición de referente no único en este problema no solo de salud.
  • La mejor situación para la mujer será aquella que le permita SEPARARSE DEL MALTRATADOR, con las armas que le habremos proporcionado para hacerlo libremente y con seguridad. DENUNCIAR siempre que sea necesario y lo mejor informada posible.
  • Estar acompañarlas y derivadas a equipos especializados, para entre tod@s favorecer ese proceso personal, de recuperación de su autonomía y al final acabar con la relación opresiva.

UN CAMBIO EN LA LEY. ¿Qué NOS OFRECE?

En este contexto surge este año La Ley 3/2018 de 22 de junio C.A Madrid (Modificación de la LEY 5/2005, de 20 de diciembre, Integral contra la Violencia de Genero de la Comunidad de Madrid).

Que recoge en su preámbulo:


…el marco jurídico actual no está suponiendo una garantía adecuada para los derechos de las víctimas de violencia machista, recordemos que alrededor de solo un tercio de las mujeres asesinadas interponen denuncia por violencia de género. Garantizar el acceso a derechos como el acceso a la vivienda con protección oficial implica revisar las condiciones del título habilitante (artículo 31), priorizando el acceso a la vivienda con protección no solo a quienes ostenten la condición de víctimas en virtud de orden de protección o sentencia firme, sino a todas aquellas que, aun no habiendo interpuesto denuncia, sí puedan demostrarlo según los informes técnicos de un conjunto de entidades. Todo ello de forma inmediata, no como una excepción sino como una vía ordinaria. Es importante dotar a nuestros profesionales de la potestad de certificar y acreditar situaciones de violencia que detectan de primera mano y conocen en su trato directo con las mujeres y los menores. El conocimiento de los servicios sociales, médicos y otros profesionales tiene que ser una vía de acceso a los recursos de atención y protección y una manera de prevenir situaciones de riesgo mayores.
En cumplimiento de estos objetivos se aprueba la modificación de esta Ley.


Son muchas las expectativas, ideas falsas y sobretodo desconocimiento el que existe aún de esta Ley pues bien el Artículo 31 habla del TITULO HABILITANTE así:


Artículo 31. Título habilitante.
Con carácter ordinario se tendrá acceso al título habilitante que acreditará la condición de víctima de violencia de género y dará lugar al ejercicio de los derechos reconocidos en esta ley:

  1. En caso de que se haya presentado denuncia:
  2. a) Sentencia condenatoria por violencia de género, aunque no sea firme.
  3. b) Resolución judicial de la que se deduzca que la mujer ha sido víctima de violencia de género.
  4. c) Orden de protección o medida cautelar vigente, a favor de la víctima de violencia de género.
  5. d) Informe del Ministerio Fiscal que indique la existencia de indicios de que la persona solicitante es víctima de la violencia de género.
  6. e) Atestado elaborado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que han presenciado directamente alguna manifestación de violencia de género.
  7. En caso de que no se haya presentado denuncia:
  8. a) Resolución administrativa por acoso sexual o acoso por razón del sexo.
  9. b) Informe técnico acreditativo de la condición de víctima de violencia de género elaborado por los servicios sociales y redes de la Administración pública autonómica y local y los servicios municipales de atención integral a mujeres víctimas de la violencia de género.

El informe técnico y la resolución administrativa serán vinculantes para la Dirección General de la Mujer, que los tendrá que validar y supondrá acceso inmediato al título habilitante.

  1. c) Los informes técnicos motivados, que se eleven a la Dirección General de la Mujer, por el personal de la Administración pública que desempeñe su trabajo como profesional sanitario, educativo, de salud mental, o cualquier otro que se establezca reglamentariamente, en los que se proponga que se conceda a la mujer la condición de víctima de violencia de género.

La Dirección General de la Mujer, en el plazo máximo de un mes, deberá valorar si estos informes técnicos acreditan la condición de víctima de violencia de género y el acceso al título habilitante.
Por tanto, ordeno a todos los ciudadanos a los que sea de aplicación esta Ley que la cumplan, y a los Tribunales y Autoridades que corresponda, la guarden y la hagan guardar.
Madrid, a 22 de junio de 2018.


El Punto 2. En el caso de que no haya denuncia, en su apartado Cc) es el que nos va a afectar a l@s profesionales sanitarios.

Se establece que nosotr@s podremos hacer, si nos lo piden o lo consideramos oportuno, informes técnicos motivados, que se elevarán a la Dirección General de la Mujer, en los que propondremos que a la mujer se le conceda la condición de Víctima de violencia de género.

En nuestro caso este informe NO ES VINCULANTE, será la Dirección General de la Mujer la que en el plazo de un mes, deberá valorar si dicho informe acredita la condición de víctima de violencia de género y con ello el acceso al TITULO HABILITANTE.

Consideraciones:

  • NO hacemos un TITULO HABILITANTE sino un Informe Técnico Motivado que enviamos a la Dirección General de la Mujer. (D.G.M.).
  • La Dirección General de la Mujer con este informe debe valorar y parece que en muchas ocasiones para esto lo derivará a los Servicios Sociales y Redes de Administración pública autonómica y local y los puntos municipales de violencia (como recoge el apartado B)) porque ellos SÍ elaboran un Informe Técnico acreditativo que es VINCULANTE para la DGM. Y si supone el acceso inmediato al TITULO HABILITANTE.
  • NO es lo mismo que una mujer tenga ya una intervención recogida en los recursos sociales que aquella que no lo tenga. Se recoge como DIFERENCIA DE SUPUESTOS:
    • La mujer actualmente en intervención por los recursos que lo solicite se le podrá hacer con su consentimiento el Informe Técnico Acreditativo.
    • La mujer que acude por primera vez a los recursos se le informará que no puede emitirse Informe sin iniciar un proceso de intervención en el que se valoren sus necesidades y circunstancias.
      • Si acepta iniciar la intervención, cuando tenga acreditada por el trabajador social la situación se emitirá el Informe con su consentimiento.
      • Si NO acepta se le ofrecerá información y orientación de las prestaciones.
  • El papel del médic@ de Familia que ha seguido a la mujer y la conoce, es importante, aunque es cierto que su Informe no es acreditativo y “obliga” a la mujer, que no siempre puede estar dispuesta, a acudir a dichos recursos para elaboren el Informe Técnico acreditativo. ¿Nos deja en un segundo plano?, ¿Qué hacer con las mujeres que no han querido nunca ir al punto municipal y confían solo en nosotr@s? ¿Es lo mejor para la mujer?
  • El tener bien registrado en la Historia todo el episodio de maltrato parece será fundamental ya sea como consultores del Informe técnico Acreditativo ó como elaboradores del Informe Técnico motivado.

Este título Habilitante que es un Título no judicial, es un avance importante, está en la línea de recoger las consideraciones que nos hacíamos much@s profesionales y aquí hemos expuesto algunas acerca de los problemas de la denuncia como barrera en muchas ocasiones en la atención a las maltratadas tanto para el médico como para la mujer.

La Ley recoge para este TITULO HABILITANTE el ejercicio de los derechos que se le reconocen que no son todos los que muchos quieren hacer creer, pero son los siguientes:

Modificaciones en el:

  • ARTÍCULO 16. Dispositivos de acogida temporal
  • ARTÍCULO 17. Acceso a la vivienda con protección pública
  • ARTÍCULO 18. Régimen de ayudas económicas
  • ARTÍCULO 23. Medidas respecto al personal funcionario, laboral y estatutario de la Comunidad de Madrid.

Esperamos que poco a poco entre tod@s vayamos descubriendo motivos: para mejorar la asistencia, e incluso en ocasiones las normas que regulan la atención a las mujeres que sufren violencia de género para no llegar a avergonzarnos.

simone

Autoras: Alicia Díaz Revilla e Irmina Saldaña Alonso, médicas de familia y salud comunitaria, miembros del Grupo Atención a la Mujer de la Somamfyc

BIBLIOGRAFÍA

  • La Atención Prestada por el Sistema Sanitario madrileño a las mujeres víctimas de violencia de pareja. Apuntes recogidos durante la formación “RESPUESTA SANITARIA ANTE LA VIOLENCIA DE GÉNERO: ¿PODEMOS MEJORAR?. Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. SERMAS. Octubre 2018.
  • Ley 3/2018 de 22 de junio C.A Madrid: Modificación de la LEY 5/2005, de 20 de diciembre, Integral contra la Violencia de Genero de la Comunidad de Madrid.
  • Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia hacia la mujer y la Violencia Doméstica. Convenio de Estambul 2011: https://rm.coe.int/1680464e73
  • Guía de apoyo en Atención Primaria para el abordaje de la violencia de pareja hacia las mujeres. Rodríguez Gimena, Mar; Pérez Alonso, Edith; Moratilla Monzó, Laura; [et al.]. Consejería de Sanidad. D.G. de Salud Pública 2008: http://www.comunidad.madrid/publicacion/ref/9545

BIBLIOGRAFÍA de VIOLENCIA DE GÉNERO propia de nuestro grupo de trabajo Atención a la Mujer de la SoMaMFyC:

 

EN EL CAMINO CONTRA LAS VIOLENCIAS DE GÉNERO

Cada 25 de noviembre es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La violencia contra las mujeres es una violación de los derechos humanos y una forma de discriminación como consecuencia de la persistencia de desigualdades e inequidades por razón de género. Es un obstáculo para el desarrollo de una sociedad democrática, y vulnera el derecho a la vida, la seguridad, la libertad, y la dignidad de las mujeres. La violencia de género es un problema complejo con repercusiones en muchas dimensiones biopsicosociales de las mujeres y menores convivientes, afectando de manera muy importante a su salud.

Según la definición de la Asamblea General de la Naciones Unidas denominamos Violencia de Género a “todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o privación de la libertad, tanto si se producen en la vida pública, como en la vida privada.”

Existen muchos tipos de Violencias de Género. El último Convenio de Estambul de 2011, también llamado Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia hacia la mujer y la violencia doméstica, es el tratado internacional de mayor alcance para hacer frente a esta grave violación de los derechos humanos. Tiene por objeto establecer una tolerancia cero con respecto a este modo de violencia, y representa un avance importante para hacer que Europa y otras partes del mundo sean más seguras e igualitarias. Éste exige a los Estados partes criminalizar o sancionar las siguientes conductas: violencia doméstica (violencia física, sexual, psicológica o económica); acoso psicológico y laboral; abusos y todos los delitos de índole sexual y trata con fines de explotación; violencia sexual, incluida la violación y acoso sexual; matrimonio forzoso; mutilación genital femenina; aborto y esterilización forzosos.

Por esta razón podemos hablar del término violencias de género, para visibilizar y englobar la diversidad de conductas, actitudes y/o actos englobados dentro del término de violencia hacia las mujeres.

Resultado de imagen de foto denis nobel paz y nadia

Imágenes de Nadia Murad y Denis Mukwege

Este año nos han emocionado especialmente las personas homenajeadas con el Nobel de la Paz: Nadia Murad y Denis Mukwege. Queríamos aprovechar este 25 de noviembre para mostrarles nuestra admiración y transmitirles nuestras felicitaciones por su incansable lucha contra la violencia de género. Ambos nos recuerdan la valentía y el compromiso con este grave problema de salud pública que aún hoy en día afecta a tantas mujeres.

En 2014 Nadia Murad fue capturada, torturada, violada y vendida por el Dáesh como esclava sexual, como miles de mujeres y niñas yazidíes. Consiguió escapar y desde entonces se ha convertido en el rostro y la voz de su propia historia y de la de las víctimas del genocidio que el autoproclamado Estado Islámico ha cometido contra este grupo de población iraquí que profesa el yazidismo. Fue nombrada Embajadora de Buena Voluntad de la ONU y lucha a favor de la protección de las víctimas del tráfico de personas. Su valiente testimonio ante la sociedad, el mundo de la política y las Naciones Unidas ha servido para denunciar el exterminio y todo tipo de violencias silenciados o ignorados hacia su pueblo y especialmente hacia las mujeres. A pesar de su dureza, recomendamos ver el documental Esclavas del Daesh que narra la historia esta mujer en primera persona.

El médico Denis Mukwege ha dedicado su vida a operar a mujeres y niñas mutiladas y violadas en la República Democrática del Congo. Ha denunciado la impunidad de los responsables de esta violencia, la inacción del Gobierno y el uso del cuerpo de la mujer como arma de guerra. La raíz de esa epidemia de violaciones está en las dos guerras en este país entre 1996 y 2003. Aunque se firmó la paz en 2003, la guerra y sus consecuencias no han terminado. Este hombre ha sobrevivido a varios intentos de asesinato y está obligado a vivir con escolta. Cuando le preguntan por qué no abandona, expresa: “Queda mucho por hacer”. También ha declarado: “El Nobel solo tiene sentido porque quien da el premio reconoce que hay un problema por resolver. Solo tiene valor por eso. Si no ayuda a resolver el problema, no es nada”.

En el Grupo de Trabajo de Atención a la Mujer de la Sociedad Madrileña de Medicina Familiar y Comunitaria (Somamfyc) creemos firmemente que desde el sistema sanitario y en Atención Primaria como puerta de entrada del mismo:

L@s médico@s de Atención Primaria:

  • Tenemos la oportunidad y responsabilidad de formarnos, detectar, intervenir y acompañar a las mujeres que sufren cualquier tipo de violencia de género.
  • Tenemos un compromiso en la sensibilización y la enseñanza de profesionales en nuestro ámbito.

Desde el Grupo de Trabajo de Atención a la Mujer:

  • Reivindicamos los recursos, el tiempo, y la formación necesaria para todos los agentes implicados en el trabajo multidisciplinar que aborda la complejidad de este fenómeno.
  • Pedimos la revisión de los sistemas de registro de las distintas Violencia(s) de Género para incluir las producidas fuera del ámbito de la pareja o o ex-pareja: violencia doméstica hacia las mujeres por parte de otras personas de la familia y/o cuidador@s; acoso psicológico y laboral; abusos y todos los delitos de índole sexual y trata con fines de explotación; violencia sexual, incluida la violación y acoso sexual; matrimonio forzoso; mutilación genital femenina; aborto y esterilización forzoso.

Además hemos publicado en nuestro blog reflexiones y aportaciones sobre:

  • La importancia de la educación a toda la ciudadanía para prevenir este problema;
  • La formación en perspectiva de género en salud de profesionales sanitarios y no sanitarios desde el pre-grado;
  • Un No Hacer en violencia de género en la pareja o ex-pareja;
  • Difundimos la importancia de visibilizar la violencia de género en general y como caso particular la sexual ofreciendo un protocolo de actuación en Atención Primaria sobre este tipo;
  • Formamos parte de la Red de prevención de la Mutilación Genital Femenina de la Comunidad de Madrid que elaboró la Guía Actuaciones Sanitarias Mutilación Genital Femenina de la misma comunidad en 2017.

NO HACER Resumen

fullsizerender

Slide1

Autoras: Irmina Saldaña Alonso y Alicia Díaz Revilla, médicas de familia y salud comunitaria, miembros del Grupo Atención a la Mujer de la Somamfyc

Lecturas recomendadas:

  • Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia hacia la mujer y la Violencia Doméstica. Convenio de Estambul 2011: https://rm.coe.int/1680464e73
  • Guía de apoyo en Atención Primaria para el abordaje de la violencia de pareja hacia las mujeres. Rodríguez Gimena, Mar; Pérez Alonso, Edith; Moratilla Monzó, Laura; [et al.]. Consejería de Sanidad. D.G. de Salud Pública 2008: http://www.comunidad.madrid/publicacion/ref/9545

Bibliografía sobre los premios Nobel de la Paz 2018:

Uso de la anticoncepción con solo gestágenos en Atención Primaria: estudio GESTAGAP

Hoy queremos compartir la publicación de los resultados de un trabajo de investigación desarrollado en su totalidad por el Grupo de Trabajo de Atención a la Mujer, con la colaboración de distintos centros de salud de la Comunidad de Madrid.

Se trata del estudio GESTAGAP: Rodríguez-Rodríguez R, et al. Uso de la anticoncepción con solo gestágenos en atención primaria: estudio GESTAGAP. Aten Primaria. 2018. https://doi.org/10.1016/j.aprim.2018.05.005

A raíz de nuestros cursos de anticoncepción para profesionales de Atención Primaria, hemos profundizado en la anticoncepción de solo gestágenos (AHSG) y se ha convertido en una práctica habitual en nuestras consultas diarias del Centro de Salud. Los anticonceptivos hormonales con solo gestágenos tienen una elevada eficacia y un favorable perfil de seguridad, sin embargo, los estudios que ponen el foco en ellos son escasos, no habiendo encontrado ninguno acerca de la prevalencia de uso de AHSG entre las mujeres en edad fértil demandantes de anticoncepción reversible en AP.

El objetivo de nuestro estudio era estimar la prevalencia de uso de anticoncepción hormonal de solo gestágenos entre las mujeres demandantes de anticoncepción reversible en atención primaria (AP).

Los resultados del estudio nos aportan datos interesantes como que pese a su elevada eficacia y favorable perfil de seguridad los AHSG se utilizan menos que los AHC (anticonceptivos hormonales combinados) (AHSG 14%, AHC: 74%). La usuaria tipo corresponde a una mujer de 34 años que ha finalizado su deseo reproductivo y que presenta alguna contraindicación por el que no puede usar anticoncepción hormonal combinada. Cabe destacar además que la satisfacción de las mujeres respecto al uso de anticoncepción reversible es muy alta independientemente del método utilizado.

No olvidemos que el asesoramiento y prescripción en anticoncepción está incluido en la Cartera de Servicios Estandarizados (CSE) de Atención Primaria de diversas comunidades autónomas, como la Comunidad de Madrid, donde se ha realizado el estudio. Es importante que los profesionales implicados conozcan la prevalencia de uso de los diferentes métodos disponibles, el perfil de las mujeres que lo utilizan y los motivos de elección. Las mujeres acuden a su centro de salud a recibir asesoramiento y prescripción de un método anticonceptivo adecuado a sus preferencias y posibilidades. La administración sanitaria debería fomentar la oferta de este servicio y la financiación de todos los métodos anticonceptivos desde Atención Primaria, puesto que la accesibilidad es el factor más importante para dar una adecuada atención en planificación familiar y prevenir embarazos no deseados.

Lo conocido sobre el tema

  • Los anticonceptivos hormonales con solo gestágenos (AHSG) tienen una elevada eficacia y un favorable perfil de seguridad.
  • No se han encontrado estudios acerca de la prevalencia de uso de AHSG entre las mujeres en edad fértil demandantes de anticoncepción reversible en AP.
  • El asesoramiento y prescripción de anticoncepción está incluido en la Cartera de Servicios Estandarizados (CSE) de AP de diversas comunidades autónomas, como la Comunidad de Madrid.

 

Qué aporta este estudio

  • Pese a su elevada eficacia y favorable perfil de seguridad, los AHSG se utilizan menos que los AHC.
  • Las usuarias de AHSG son mayores, han finalizado su deseo reproductivo y tienen contraindicaciones para el uso de AHC.
  • La satisfacción de las mujeres respecto al uso de anticoncepción reversible es muy alta, independientemente del método utilizado.

 

 

Cover image Atención Primaria

 

Uso de la anticoncepción con solo gestágenos en atención primaria: estudio GESTAGAP

RESUMEN

Diseño: Estudio descriptivo transversal multicéntrico.

Emplazamiento: AP de la Comunidad de Madrid.

Participantes: Mujeres entre 16-50 años, usuarias de anticoncepción reversible, que hablen español y hubieran acudido en el último año a consulta de AP.

 Mediciones principales: Encuesta telefónica. Variable principal: método anticonceptivo utilizado: solo gestágenos (sí/no). Edad, paridad, país de origen, tipo de método anticonceptivo (MAC) utilizado, motivo de elección, duración, fuente de información, lugar de obtención, satisfacción con método.

Resultados: 417 mujeres. Edad: media 30,3 años (DS:7.7). Españolas: 69%, estudios secundarios y universitarios: 82%, nulíparas: 57%. Tipo de MAC utilizado: AHSG 14%, hormonal combinado (AHC): 74%, DIU cobre: 2%, preservativo 10%. La prevalencia de uso de AHSG fue de 13,9% (IC95%: 10,6-17,2). Entre los AHSG el método más utilizado fue el inyectable trimestral de acetato de medroxiprogesterona (4,6%), píldora oral de desogestrel (4,1%), DIU-LNG (3,9%), implante subdérmico de etonogestrel (1,9%). El médico de familia fue el prescriptor del MAC en el 71% de las mujeres. Satisfacción: Alta (mediana 10 sobre 10). Utilizar AHSG se asoció con mayor edad, ser extranjera y motivos de prescripción: lactancia y tener contraindicación médica para AHC (p<0,05).

Conclusiones: La prevalencia de uso para la AHSG fue del 14%, la satisfacción fue muy alta para todos los MAC. El perfil de usuaria para la AHSG corresponde a mujer de mayor edad, extranjera y con condiciones como la lactancia o la contraindicación para otros MAC.

 

A %d blogueros les gusta esto: